Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puerto | Feria Internacional del Mar

Eliminar la basura marina se convierte en uno de los grandes retos hacia la sostenibilidad

La Universidad aprovecha Fimar para acercar a la sociedad el impacto de sus acciones | Plantean el buceo con tiburones como nicho del mercado turístico

Segunda jornada de FIMAR 2022

Segunda jornada de FIMAR 2022

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Segunda jornada de FIMAR 2022 Christian Afonso

La Feria Internacional del Mar (Fimar) es, ante todo, una oportunidad para dar a conocer entre la población muchos aspectos relacionados con el entorno que nos rodea como islas. Por eso, la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), a través de varios de sus institutos y centros de investigación, ha querido estar presente en esta undécima edición, con el objetivo de concienciar y acercar a la sociedad el impacto que tienen sus acciones en el día a día del hábitat marino. En uno de los estands, que pertenece al Instituto Universitario de Sanidad Animal y Seguridad Alimentaria (IUSA), mostraban ejemplos de residuos que habían ingerido cetáceos en las costas canarias que dejaban boquiabiertas a las personas que se acercaban a curiosear. 

Entre esa basura marina, había desde sujetadores hasta anzuelos y residuos de pesca, pasando por mascarillas de las que han formado parte de nuestra vida en los últimos años. El catedrático Fernando Real asegura que la gente que llega a su carpa para interesarse se queda impactada con la visión de los residuos que han matado a muchos animales, pero cree que la concienciación sigue siendo «mínima», que la sociedad «no se preocupa ni tiene ese interés o cuidado» para no contaminar su entorno. 

Muchas personas se acercan a la feria para pasar un día en familia y descubrir la importancia del mar

decoration

En el estand de IUSA, se pueden ver, además de los residuos extraídos del interior de los cetáceos en las necropsias tras haberlos ingeridos, fósiles de tortugas y otros animales marinos, el feto de un delfín que encontraron en la matriz de un ejemplar varado en las costas del Archipiélago, o un pequeño ave que falleció porque se le atascó en el pico un auricular que no pudo quitarse y que le impedía abrirlo para ingerir alimento o agua. Silvia observaba ayer, acompañada de sus hijos, cada uno de estos objetos con sumo interés. «Nos gusta mucho el mar y hemos venido porque quiero concienciarlos sobre la importancia del medioambiente y su cuidado», señaló la mujer, que ya se había acercado en la jornada de inauguración para ver lo que había y si, al ver cuestiones que le interesaban, se decidió a traer consigo a sus retoños «por primera vez». Y seguro que repetirán. 

25

Segunda jornada de FIMAR 2022 ANDRÉS CRUZ

Junto a Fernando Real estaba una compañera investigadora, Ana Sofía Ramírez, especializada en microbiología. Para ella, la feria «es un acierto» porque la divulgación siempre ha sido «muy bien aceptada» por la sociedad y ayuda a la comunidad científica a «sembrar la semillita en las nuevas generaciones» para que se interesen por este camino. Además, insistió en que el poder experimentar y descubrir por sí mismos algunos detalles del trabajo investigador ha sido «todo un éxito» entre los más pequeños, cuya curiosidad es mucho mayor. 

Yaiza Padrón y Jessica Afonso también acudieron ayer a Fimar con sus hijos para «pasar una jornada diferente, en familia». Ambas se acercaron a la feria por primera vez y admitieron que les había gustado y que volverían en el futuro. Desde por la mañana, los pequeños disfrutaron de los talleres infantiles que hay dispuestos para ellos, con manualidades o actividades deportivas tanto en tierra como en la lámina de mar. Y es que esta edición de Fimar está muy relacionada con los deportes de deslizamiento y su potencial económico, como son el surf, el windsurf o el bodyboard. Después de almorzar, Padrón y Afonso hicieron el recorrido en barco por el Puerto por aclamación popular. 

Café y buceo con tiburones

En otra carpa, esta vez del instituto EcoAqua, vinculado también a la Universidad, varios investigadores enseñaban a diversas personas los resultados de un estudio del proyecto Interreg, en el que aúnan esfuerzos Canarias, Madeira y Cabo Verde. Partiendo de la base de la economía circular, tratan de crear pienso para peces a partir de dátiles canarios, híbridos, los hollejos que resultan del prensado de uvas para hacer vino o las cortezas y machos de las plataneras. En estos momentos, según comentaron los investigadores Álvaro De la Llave y Rosana Morán Chel, se encuentran en fase experimental para probar si los posos del café pueden fertilizar las plantas de acuoponía y de ahí estudiar si se pueden usar también para elaborar piensos

Un estudio busca convertir los posos de café en pienso para peces para impulsar su desarrollo

decoration

«Está comprobado que a más actividad, mayor es el crecimiento de los peces, y la cafeína les aporta ese mayor movimiento», apuntó De la Llave. Quién sabe si en el futuro se conseguirá que estos desechos tengan una segunda vida y sirvan para lograr una mayor sostenibilidad de nuestro entorno. Para el investigador, que existan estos espacios abiertos a la ciudadanía es «importante», sobre todo porque ayuda a «desestigmatizar la acuicultura y darla a conocer, romper con los bulos». 

Por su parte, el investigador del Instituto de Turismo y Desarrollo Económico Sostenible (Tides) de la ULPGC, Pedro Gonzáles Mantilla, dio una charla sobre las potencialidades del turismo de buceo con tiburones en el Archipiélago. Según describió, esta actividad «ha surgido como una industria alternativa de uso no consuntivo que ha promovido la conservación de algunas especies», algunas de las cuales están amenazadas. Teniendo en cuenta el valor que en Canarias tiene esta actividad y también la presencia de muchas variedades de tiburón, Gonzáles Mantilla podría convertirse en «alternativa sostenible potencial» y generar «mayores beneficios económicos a las comunidades locales», al tiempo que se promueve la biodiversidad marina.

Compartir el artículo

stats