Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

TRÁFICO

Las multas por exceso de velocidad se disparan un 40% en Las Palmas de Gran Canaria después de la pandemia

La Policía Local y los radares cazaron en 2021 a 25.908 infractores, 7.441 más que en 2019 | Se registraron un total de 2.310 accidentes, un 8% menos

Accidente en la Avenida Marítima Juan Carlos Castro

Las multas por exceso de velocidad se dispararon en Las Palmas de Gran Canaria durante 2021, año en el que los vehículos cazados por los radares móviles de la Policía Local y los situados en los pórticos de la autovía GC-1 se incrementaron en un 40,2%.

El crecimiento de las multas por velocidad excesiva contrasta con el ligero descenso de la siniestralidad, dado que se registraron 2.310 accidentes de tráfico frente a los 2.514 de 2019, lo que representa una bajada de un 8%

Según los datos facilitados por la Concejalía de Seguridad y Emergencias, durante 2019 se impusieron un total de 31.659 sanciones por superar los límites de velocidad permitidos, 7.441 más que las que se registraron en 2019.

Las multas por aparcar en lugares prohibidos para ello también se incrementaron.

Las comparaciones de las multas del pasado año se han realizado con respecto a las de 2019, ya que 2020, el año en el que se declaró la pandemia por covid, no es representativo debido al descenso de la circulación por el confinamiento, el paro y los ERTE.

De hecho, una vez que la situación comenzó a normalizarse el pasado año, fueron decenas de miles los automovilistas a los que se detectó pisando el acelerador más de lo permitido, llegando su número a superar a los registrados en 2019 y, por descontado, a los que se multó por este motivo en 2020, ejercicio en el que las sanciones por esta infracción descendieron a 13.699.

También experimentaron un crecimiento durante el pasado año, aunque en una proporción menor, las sanciones relacionadas con las infracciones a la Ordenanza Municipal de Tráfico, cuyo número alcanzó las 31.659, un 6,9% que en 2019.

La mayoría de estas sanciones están relacionadas con el mal aparcamiento. Curiosamente, fueron las multas por estacionar en sitios donde está prohibido, como la aceras, las únicas que aumentaron en 2020, año en el que los guardias impusieron un total de 30.646 sanciones frente a las 29.609 de 2019.

Las únicas infracciones que disminuyeron ligeramente durante el pasado ejercicio fueron las relacionadas con la Ley de Tráfico y Reglamentos, todas aquellas que tienen que ver con no tener seguro obligatorio, no haber pasado la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), carecer de carnet de conducir o de la documentación del vehículo. En 2021 los guardias impusieron por estos motivos un total de 4.845 sanciones, un centenar menos que las 4.956 que fueron detectados en 2019. En 2020, sólo se pusieron 3.154 multas.

El número total de sanciones de 2021 se elevó a 62.412, lo que representa un incremento de un 17,6% respecto a las 53.032 de 2019. En 2020, el número global se redujo a 47.499 sanciones.

Menos multas que hace seis años

Pese al repunte de 2021, las sanciones se han reducido muchísimo respecto a 2014, año que se saldó con 107.403 multas. La reducción del número de agentes, dado que el cuerpo está bajo mínimos al no superar su número los 550, influye seguramente en la bajada del número de sanciones.

El concejal de Seguridad y Emergencias, Josué Íñiguez, subraya que «se está haciendo un gran esfuerzo en el incremento de efectivos y en la modernización de las herramientas con las que cuenta la Policía Local para garantizar la seguridad vial».

 «Esto», asegura, «nos permite vigilar con mayor precisión el cumplimiento de la normativa y frenar los siniestros».

El edil justifica el incremento de las multas registradas en 2021 por la llegada de los últimos agentes. Al respecto asegura que la Policía Local ha «aumentando los controles tanto de día como de noche, especialmente los de tráfico y alcoholemia, y al mismo tiempo se ha incrementado la presencia de efectivos en las calles con la incorporación de los 68 nuevos agentes que se sumaron a la plantilla en 2020». Sin embargo, la incorporación de los nuevos agentes no llega a compensar el gran número de policías que se marchan del cuerpo al jubilarse debido al elevado número de años que estuvo el servicio sin incorporar a nuevos efectivos.

 Hace unos pocos meses acaba de empezar un nuevo proceso selectivo para incorporar a otros 45 guardias dentro de un año, que no llegarán hasta dentro de un año, en el mejor de los casos.

Según el concejal, el cuerpo de seguridad ha «ampliado los equipos destinados a garantizar la seguridad vial, con un radar de última generación y un drogotest, para hacer frente a dos de los factores determinantes en los accidentes de tráfico : el exceso de velocidad y el consumo de drogas y otras sustancias».

Íñiguez resaltó la «tendencia positiva que ha registrado la ciudad en la reducción de la siniestralidad vial». El descenso en un 8% de los accidentes de tráfico en 2021, cuyo número se cifró en 2.310 frente a los 2.514 de 2019, se debe, en palabras del concejal, a la «educación vial y la labor que realizan la Policía Local y el cuerpo de Agentes de Movilidad, a través del patrullaje de las vías y del establecimiento de controles tanto diurnos como nocturnos».

La reducción de la siniestralidad, añaden desde Seguridad y Emergencia, está vinculada a la «transformación en materia de movilidad urbana, que está experimentando la ciudad. Las políticas de movilidad y de urbanismo, fomentando el transporte público y creando y devolviendo espacios para el peatón han sido factores decisivos».

Multas. Los radares móviles y los de los pórticos de la Autovía marítima cazaron cada día una media de 71 coches por exceso de velocidad en 2021. En total, fueron multados 25.908 vehículos.

Sanciones. Durante 2021 se impusieron un total de 62.412 sanciones, la mayoría de las cuales estuvieron relacionadas con exceso de velocidad y mal aparcamiento.

Accidentes diarios. El pasado año se registró un total de 2.310 accidentes de tráfico, lo que significa que se produjo una media de 6,3 accidentes cada día. La siniestralidad bajó ligeramente respecto a 2019.

Compartir el artículo

stats