Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pasión por las dos ruedas vuelve a reunirse en ‘Motown’ tras la pandemia

Muchos moteros se reencuentran en la VI Feria de la Moto y la Movilidad Urbana Sostenible | El evento atrae a grupos de otras islas para golisnear

Feria Motown en Las Palmas de Gran Canaria

Feria Motown en Las Palmas de Gran Canaria Christian Afonso

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Feria Motown en Las Palmas de Gran Canaria Christian Afonso

Con la llegada de la VI edición de la Feria de la Moto y la Movilidad Urbana Sostenible de Las Palmas de Gran Canaria (Motown) tras el parón obligado por la pandemia, ha regresado la pasión por las dos ruedas a la isla. Este sábado, cientos de personas, muchas de ellas motoristas, se han acercado a Infecar para recorrer los pabellones en los que 60 expositores han llevado sus novedades para el sector, pero sobre todo para reencontrarse con gente a la que no habían visto en mucho tiempo, ya que las excursiones y reuniones de motocicletas que eran tan habituales en Gran Canaria se han parado con el Covid.

De todas las edades, y desde muchos puntos de la geografía insular, e incluso desde fuera de Gran Canaria, el epicentro del mundo de las motocicletas es estos días Infecar. La Feria Motown abrió sus puertas este viernes con cierta afluencia de visitantes, pero este sábado el aflujo de público ha sido mucho mayor, aprovechando el fin de semana festivo por el puente del Día de Canarias. Así, algunos de esos grupos moteros que casi no habían podido reunirse por la pandemia, han desempolvado sus chalecos y se han encaminado hacia la Feria para golisnear y conocer qué tienen que ofrecer las marcas.

«Lo que más nos ha llamado la atención es cómo avanza este mundillo», según uno de los visitantes

decoration

Uno de esos grupos de amigos estaba formado por seis personas que han acudido a la feria desde Tenerife, como solían hacer todos los años hasta que el Covid la paró. De paso, aprovecharán y se quedarán el fin de semana por Gran Canaria. Una de ellos ha estado interesándose por diferentes modelos de moto, si bien tenía una idea clara en la mente: busca una Zontes U-125. Para los demás, a la feria le ha faltado más variedad, y han reconocido que han echado de menos tiendas de accesorios y complementos que completaran un poco la oferta, más allá de las distintas casas de venta de vehículos. "Hemos visto más cosas interesantes en una tienda fuera que visitamos antes de venir que aquí", ha bromeado uno de ellos. Otra ha señalado que le hubiera gustado disponer de más opciones para comer y sentarse, porque los foodtrucks que se han dispuesto le parecieron insuficientes para la cantidad de gente que había.

En cualquier caso, parte de los objetivos de su visita se han cumplido ya que venían a entretenerse, buscar novedades en el sector y encontrarse con otros amantes como ellos del mundo de las dos ruedas. Un reencuentro bonito y esperado en el que han podido charlar después de mucho tiempo con gente conocida en las múltiples rutas que han realizado.

Echando un ojo a los stands de motos estaban varios miembros del grupo Atis-Tirma MG. Seis de ellos, con dos acompañantes más, han asegurado que Motown es un "punto clave para encontrarnos todos después de tanto tiempo". Más allá de eso, una feria como esta supone una gran dosis de diversión para aquellas personas apasionadas de la adrenalina de las dos ruedas, si bien el vicepresidente del colectivo, Carlos Cedrés, ha matizado que, en general, lo que les gusta "es el motor de cualquier tipo".

Los ocho miembros del grupo motero se han paseado por las instalaciones de Infecar para echar un vistazo a cómo viene la nueva generación de vehículos de este tipo. Esa curiosidad humana que aflora en este tipo de eventos y que empuja a la ciudadanía a visitarlos solo para estar al tanto. "Lo que más nos ha llamado la atención es la tecnología y cómo avanza todo este mundillo", ha apuntado Cedrés, quien además ha agregado que lo que sí que no le termina de convencer "son las eléctricas, porque no hacen ruido". En ese sentido, ha aclarado que, en su opinión, "una moto cuyo motor no ruge es una patineta".

30

LPA Motown: Feria de la Moto y de la Movilidad Urbana Sostenible Andrés Cruz / José Carlos Guerra

De la misma opinión en cuanto a los inconvenientes del motor eléctrico es Paco, que junto a su hijo Pablo, se han acercado a la Feria para conocer qué se cuece. "Hemos visto muchas motos eléctricas, cada vez más, aunque a mí no me interesan mucho todavía porque no siento el motor como lo hago en las de combustión", ha explicado el hombre.

Para mucha de la gente que se ha acercado este sábado hasta Infecar, la añoranza por las anteriores ediciones del Motown ha estado muy latente, debido en gran parte a que creen que el parque Santa Catalina, donde se ha desarrollado este evento hasta que la pandemia obligó a pausar su actividad, era un mejor espacio para acoger la feria. Muchos han opinado que la superficie, más acotada, daba una mayor sensación de ambiente, que la amplitud del recinto ferial ha escondido. Así lo han aseverado, por ejemplo, Néstor, José y Javier, del grupo motero Cuervos del Norte.

Para ellos, Motown se ha convertido en una "cita obligada" todos los años, y más en este 2022 porque se ha recuperado algo del ambiente biker que se ha perdido por la crisis sanitaria global. "La visita guiada ha sido precisamente pararnos cada dos por tres a hablar con la gente que nos hemos ido encontrando entre estand y estand", han contado riendo. Aunque, hablando luego más en serio, han admitido que la feria no dejaba de ser una excusa para reunirse varios del grupo, comer y emprender una nueva aventura por las carreteras del norte de la isla.

Compartir el artículo

stats