BARRIOS

Las obras para construir aceras en Los Tarahales arrancan este verano

Lopesan se perfila como ganadora al ofertar el precio más barato en el proceso de adjudicación. Los vecinos resaltan la lucha para lograr esta demanda histórica

Los Tarahales sin aceras

Los Tarahales sin aceras

Más de cuarenta años llevan los vecinos y vecinas de Los Tarahales reclamando dotaciones tan básicas como unas aceras para poder circular con tranquilidad sin miedo a que un automovilista zafado se los lleve por delante, o una red de pluviales que acabe con las inundaciones cada vez que caen cuatro gotas.

Estas son dos de las múltiples reivindicaciones de Los Tarahales que se materializarán el próximo año, tras una lucha histórica de los vecinos, cuya última fase se ha prolongado durante los últimos once años.

Y es que la reurbanización del barrio con la construcción de las ansiadas aceras empezará, por fin, a lo largo de este verano, ya que el proceso de adjudicación de la obra está a punto de finalizar.

La empresa Lopesan se perfila como ganadora del concurso, tras ofertar el precio más barato, cifrado en 1,90 millones de euros, lo que supone un rebaja de 478.093 euros -un 20,08 más bajo- respecto al precio de licitación, que asciende a 2,38 millones. Al concurso se han presentado otras cinco empresas canarias. Lopesan ha tenido que justificar su baja oferta, considerada desproporcionada, argumentando que dispone «cantera y plantas propias» para producir materiales, unas explicaciones que han sido aceptadas por el jefe de la Unidad Técnica de Control de Urbanizaciones, que ha propuesto a la compañía como adjudicataria, une decisión que tendrá que formalizarse y publicarse en la plataforma de contratos.

La alegría reina entre los vecinos ante la inminencia de unas obras que llevan reclamando desde hace más de cuarenta años, y esperan que los trabajos comiencen, como muy tarde, el próximo mes de julio.

Ramón Hernández Rodríguez, portavoz de la plataforma vecinal Los Tarahales Reacciona, ha expresado su satisfacción porque cada vez está más cerca el inicio de una obra que «garantiza por fin» el acceso de la ciudadanía de Los Tarahales a dotaciones urbanísticas esenciales, «al igual que el resto del municipio».

Ramón Hernández Rodríguez

Ramón Hernández Rodríguez / Juan Castro

A su juicio la actuación ha salido adelante «gracias a la implicación del alcalde» Augusto Hidalgo y el concejal de Urbanismo «Javier Doreste, que han sido clave. También ha sido importante el papel del Cabildo, que ha financiado la obra a través de Plan de Cooperación, y el apoyo de la oposición que ha ejercido su labor fiscalizadora y ha evidenciado la necesidad que tenía el barrio».

La rehabilitación urbana de Los Tarahales, que tiene un plazo de ejecución de un año, contempla la construcción de aceras a ambos lados de la recta de Los Tarahales, entre las intersecciones con las calles Lomo La Plana y Lomo San Lorenzo.

La actuación consiste en garantizar los recorridos peatonales y al mismo tiempo crear 200 aparcamientos y zonas verdes. La obra se ciñe al «suelo público disponible», ya que el Ayuntamiento no posee en la actualidad la totalidad de los terrenos para desarrollar el acondicionamiento viario previsto, porque no se ha llegado a acuerdos con los propietarios de terrenos. Ello afectará al recorrido de las aceras, que no será uniforme ni cumplirá, por ahora, lo establecido en el planeamiento. Sí respetarán las aceras la anchura obligatoria.

Ramón Hernández explica al respecto que «en su día se pidió a Urbanismo que se respetaran las propiedades escrituradas, a no ser que se llegara a un acuerdo con los propietarios, algo que sí se ha logrado en algunos tramos». «De lo que se trata es de ir ganando espacio para el peatón, con el fin de hacer la zona más transitable y amigable. En el futuro, el grupo de gobierno que venga, si quiere hacer algo más tendrá que negociar con los propietarios. Mejor es tener algo que nada, como en los últimos ochenta años, que hemos tenido un patatal».

Además de aceras, se pavimentará por fin la carretera y está previsto también la plantación de árboles, la sustitución de la iluminación con luces led, la renovación de la red de saneamiento y la creación de la red de pluviales.

En relación con la red de agua de abasto, Hernández destaca que el ayuntamiento ha acercado en los últimos meses las tuberías a las casas, que hasta ahora tenían aljibes, para facilitar su conexión al servicio de Emalsa.

Destaca que, aún siendo importante lo que se va a hacer, no cubre todas las actuaciones que demanda el barrio. Así, queda pendiente un segundo proyecto que dote de aceras a la carretera general del Norte -la continuación de Los Tarahales- hasta la rotonda de La Ballena.

«Esa parte iría hasta donde están ahora las cocheras de Global. En la carretera del norte, que gira en la curva, iría una rotonda y en la parte alta de La Paterna iría otra glorieta. Esta segunda parte es más barata, pero no sabemos si hay financiación ni si se hará en esta legislatura».

[object Object]

Asegura Ramón Hernández Rodríguez, portavoz de la plataforma vecinal Los Tarahales Recciona, que han sido muchos los vecinos que se han quedado por el camino sin ver unas aceras para pasear sin jugarse la vida o una carretera con un asfalto en condiciones. «Hay muchos vecinos fundadores que no lo han visto.

La gente lleva toda la vida esperando por ello y yo les diría que se den prisa para que los mayores lo puedan ver», advierte. Agradece la labor realizada por el empresario Gabriel Martín Betancor y el letrado ambientalista Antonio Hernández Rodríguez, que «han estado al pie del cañón junto a nosotros para sacar esto adelante». | T. G.

Suscríbete para seguir leyendo