Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un sistema permitirá a los viajeros saber la ocupación de las guaguas de Las Palmas de Gran Canaria

La compañía saca a concurso una técnica para predecir el grado de ocupación de los vehículos | El análisis de datos facilitará la planificación de los servicios

Una guagua de la línea 12, repleta de gente, en una parada de la Avenida Marítima. | | JUAN CASTRO

Los viajeros del transporte urbano de la capital grancanaria podrán saber con antelación cómo de llenas irán la guaguas que utilizan normalmente antes de salir de su casa, lo que les dará opción de coger la expedición anterior o posterior o usar una línea alternativa. También podrán saber cual es la mejor hora o parada para ir a determinado punto de la ciudad si no quiere ir en una guagua muy llena. Ampliar la información que tienen los usuarios sobre el aforo que tienen las guaguas es uno de los principales objetivos que persigue el sistema experto de análisis de demanda y predicción de la ocupación, cuya implantación acaba de sacar a concurso Guaguas Municipales, por un importe de 207.954 euros. Se trata de uno más de la batería de proyectos que está poniendo en marcha la empresa municipal de transporte urbano dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, financiados con los fondos europeos Next Generation.

Además de ampliar la información al cliente sobre la ocupación de las guaguas, el sistema de predicción permitirá a la compañía mejorar la planificación del servicio y destinar más guaguas a las paradas que registran una mayor demanda.

La llegada de la pandemia ha provocado que muchos viajeros se resistan a subir a los vehículos que van muy llenos, una circunstancia que ha llevado a varias compañías de transporte de Pamplona y Sevilla a implantar este sistema para facilitar la información a los usuarios.

Hay usuarios que aún siguen siendo reacios a subir si la expedición va atestada

decoration

Gemma Tor, directora comercial de Guaguas Municipales, explica que una vez que se han recuperado los aforos normales sin restricciones de ningún tipo, «nos hemos dado cuenta de que esa información es importante para nuestros viajeros, que han estado tanto tiempo con distancias de seguridad y ahora quieren saber cuanto de llena va a estar la guagua. Hay cierto perfil de viajeros que aún siguen siendo reacios a subir en la guagua si están muy llenas».

Tor recuerda el avance que se dio cuando se facilitó a lo usuarios la información en tiempo real sobre la llegada de las distintas líneas a las paradas, tanto a través de la aplicación Guaguas LPA y la web como en los paneles informativos en las paradas. El siguiente paso será ahora informar sobre la ocupación, «para que tú sepas como va de llena y como viajero puedas decidir si quieres cogerla o esperar la siguiente, que viene más vacía. A unos les dará igual coger la primera guagua, vaya llena o no, y otros preferirán esperarse a la siguiente porque sabe que va a llegar más rápida a la parada que quiere».

«Nosotros», subraya, «damos la información y luego cada uno tomará una decisión en función» de sus intereses y circunstancias y planificar su viaje de otra manera.

Aclara que hay dos métodos para conseguir esa información: mediante la colocación de sensores en las guaguas o en las paradas, que «son muy costosos, sobre todo por el mantenimiento, o con sistemas predictivos que, usando los algoritmos y las cancelaciones de los» de los tickets y bonos, «pueden hacer predicciones bastante acertadas, con desviaciones muy bajas», sobre el grado de ocupación de los vehículos. Este último es el que se va a implantar.

Se trata de un mecanismo más que facilita la información al usuario para que este pueda decidir

decoration

En estos momentos, los datos del servicio no están conectados con las validaciones de los billetes sencillos y abonos y la asignación de vehículos. El proyecto que ha salido a licitación busca «consumir, integrar, depurar y estructurar estos datos generados por el propio sistema de transporte con una doble finalidad: por un lado, mejorar el conocimiento diario de la demanda del transporte y, por otro lado, predecir esta demanda y compartirla con los viajeros», explica el pliego del concurso.

«La información sobre las ocupaciones nos permite también saber qué líneas cargan mucho cuando llegan a determinadas paradas de cara a poner refuerzos», indica Tor, quien añade que esta información es fundamental, por ejemplo, «en momentos, como el principio de curso universitario, en el que hemos de demostrar que somos muy competitivos para que los estudiantes» sigan cogiendo la guagua. «Muchas veces sale, por ejemplo, la línea 26 de Santa Catalina y cuando llega al Negrín está petada y el conductor ya no puede coger a más gente. Nosotros ya reforzamos, porque tenemos un poco de intuición y nos adelantamos a lo que pasa, pero vamos un poco a remolque. Sin embargo, si cuentas con información, yo lo que hago es planificar el refuerzo para que empiece en el Negrín, en lugar de Santa Catalina para dar facilidad a que la gente coja la guagua».

Se trata, de un mecanismo más que facilita, «a través de la tecnología y del big data», más información al viajero y la mejora del servicio. Guaguas espera adjudicar el servicio en septiembre y la empresa que gane tendrá 18 meses para implantarlo.

Compartir el artículo

stats