Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las obras de la nueva terminal de cruceros del Puerto de Las Palmas arrancan el próximo año

La Autoridad Portuaria de Las Palmas aprueba contratar las obras de demolición del edificio actual del Muelle de Santa Catalina

Reunión del Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Las Palmas. LP/DLP

La terminal pública de pasajeros de cruceros en el Puerto de Las Palmas comenzará a ser una realidad a principios del próximo año. La reunión mantenida por el Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria resolvió, entre otros asuntos, la concesión de la gestión de las zonas turísticas del propio puerto capitalino, el de Arrecife, en Lanzarote, y el de Puerto del Rosario, en Fuerteventura, a la empresa Global Ports Holding, durante los próximos 40 años. Así, se inicia un proceso, cuya secuencia tiene tres líneas que se irán desarrollando de manera paralela.

Por un lado, la compañía tiene un plazo de cuatro meses (hasta octubre) para presentar el proyecto constructivo de lo que será la infraestructura de la terminal. A partir de ahí, debe ser aprobado el mismo, en el Consejo de Administración, para posteriormente, empezar las obras, atendiendo al plazo de 20 meses estipulado en el pliego.

Sin embargo, para que la construcción pueda iniciarse, antes hay que llevar a cabo el desmontaje y la demolición de la actual Estación Marítima de Santa Catalina, puesto que mantiene el mismo diseño que décadas atrás cuando se ideó con el objetivo de atender a los pasajeros del jet foil. En este caso, la reforma, cuya contratación fue aprobada, deberá realizarse con un concepto que responda a los parámetros de eficiencia y sostenibilidad, tal y como recoge el propio concurso. El presidente de Puertos de Las Palmas, Luis Ibarra, confirmó que la intención «es tener parte de la instalación desmontada en el mes de octubre».

Inicio en 2023

La tercera línea, ha sido la propuesta de de contratación relativa al arrendamiento de carpas para estaciones marítimas eventuales de pasajeros de cruceros turísticos. Al igual, que en el caso del proceso de demolición, Ibarra apuntó que la idea es que «cuando llegue el primer crucero de puerto base en octubre, el Puerto esté capacitado para tener las carpas» y poder mantener la operativa del inicio de temporada.

En resumen, y atendiendo a los plazos de los tres procesos, «las obras para la nueva terminal deberían arrancar a principio del próximo 2023».

El presidente del ente portuario subrayó que la del Puerto de Las Palmas «es la primera de las cuatro renovaciones» que completan el trayecto, por lo que quedaría una en Fuerteventura, y dos en Lanzarote, pero «la que se lleva el 80% de toda la inversión» es la de la capital grancanaria. Cabe recordar que Global Ports Holding invertirá en las terminales, un total de 37,5 millones de euros, que se distribuyen en 32 millones de euros en La Luz; dos, en Puerto del Rosario (Fuerteventura), y 3,5 en Los Mármoles y Puerto Naos (Lanzarote).

El Puerto de Las Palmas cerró la temporada 2021-22 como el primer puerto de España en tráfico de cruceros, con un total aproximado de 730.000 pasajeros y 650 escalas, lo que supuso una recuperación significativa, ya que sólo fue un 40% por debajo de las cifras alcanzadas antes de la pandemia. Estos datos vienen a ratificar la importancia de este tipo de turismo en la Isla.

Luis Ibarra también hizo alusión a que el concesionario «está obligado a dar servicio a cualquier naviera» que atraque en el puerto capitalino.

Modificación del concurso del Muelle Deportivo

Otro de los puntos que se trató durante el Consejo de Administración fue el relacionado con la modificación de las bases del concurso para la explotación integral del Muelle Deportivo, que vienen a solucionar «pequeños errores» contemplados desde la Autoridad Portuaria, por lo que se ha eliminado la propuesta en la que se pedía que hubiese «una diferencia de 24 meses» entre las fases de ejecución del proyecto, por lo que se permite a los solicitantes que «propongan los plazos». De esta forma, se ha vuelto a ampliar la fecha de presentación proyectos hasta el próximo mes de febrero.

En cuanto a la revisión de precios de la segunda fase de la obra de prolongación del dique Reina Sofía, se informó a los miembros del consejo de el coste se ha incrementado en 96.000 euros, procedentes de la variación de precios actual, así como en 245.000 euros, derivados de la demora de las obras durante la pandemia.

Esta prolongación, que se llevó a cabo entre 2019 y 2021, supuso un crecimiento de 409 metros, con una sonda (profundidad) de 24,7 metros. El presupuesto de adjudicación de esta actuación fue de 23,9 millones de euros.

Más asuntos

Durante la reunión se informó sobre anulación del proceso de contratación de las obras para la instalación de media tensión, centro de transformación, baja tensión y alumbrado público en la Urbanización Muelle de Cambulloneros, debido a que no se incluyó la necesidad de presentar un informe de protección de riesgos laborales y seguridad por parte de las empresas solicitantes, por lo que tendrá volver a publicarse en el próximo Consejo de Administración.

Por último, el Centro de Inspección Portuaria (CIP), que gestiona la empresa Frioluz Coldstore, cambiará su ubicación, debido a que las instalaciones donde desarrollan sus funciones actualmente «están algo anticuadas», por lo que la Autoridad Portuaria comenzará a construir un nuevo emplazamiento, para el que se ha fijado un plazo hasta 2025, un periodo preventivo, puesto que la previsión es que «las obras finalicen antes».

Compartir el artículo

stats