Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Parque Blanco ganará zonas verdes con una inversión de 2,8 millones

La rambla Juan Rodríguez Doreste será un espacio de tierra batida similar al Parque Romano - Las obras comenzarán al terminar las de la Metroguagua

Ampliación parque Santa Catalina y Parque Blanco Ayuntamiento LPGC

La rambla Juan Rodríguez Doreste vivirá una transformación integral. El conocido popularmente como Parque Blanco se convertirá en un espacio de tierra batida similar al Parque Romano, de tal manera que estará enfocado hacia un uso deportivo. Los trabajos contarán con una inversión prevista de 2.825.615,19 euros. El concejal de Urbanismo, Javier Doreste, señaló este miércoles en compañía del edil de Movilidad, José Eduardo Ramírez, que la idea será iniciar el proyecto una vez culminen las obras de la parada soterrada de la MetroGuagua bajo el parque Santa Catalina.

El proyecto de transformación del Parque Blanco será complementario al gran parque urbano que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y la Autoridad Portuaria de Las Palmas han diseñado para Santa Catalina y el muelle de Sanapú, el cual presentaron la semana pasada. Se trata de un planeamiento ambicioso que busca aumentar la masa verde de la zona Puerto; de hecho, la rambla Juan Rodríguez Doreste ganará nueva arboleda una vez culmine su lavado de cara.

La idea será remodelar por completo los 340 metros de largo que aproximadamente tiene la rambla. Las losetas de color blanco y azul que dan nombre al parque serán sustituidas por una pista de tierra batida; similar a la del Parque Romano. Además, habrá una zona dedicada a la calistenia, un deporte de gimnasia que ha ganado popularidad en los últimos años. El proyecto deberá respetar las instalaciones de bombeo de Emalsa que hay en el extremo más cercano a Santa Catalina.

El parque tendrá una zona de calistenia, una modalidad deportiva que ha ganado popularidad

decoration

Actualmente el Parque Blanco está sometido a las obras de la parada subterránea de la Metroguagua en Santa Catalina. Para ello, el Ayuntamiento está trasplantando 45 árboles distribuidos en el lado más próximo a la Avenida Marítima. Doreste indicó este martes, durante la presentación del proyecto, que estos se reubicarán a lo largo del mismo parque, mientras que otros serán llevados a Tamaraceite o al Cono Sur, «el objetivo es salvarlos». 

Doreste recordó el acuerdo al que ha llegado el Ayuntamiento con la Fundación Foresta y que refrendaron el martes con el objetivo de aumentar la masa verde de la ciudad, «nos dirán qué tipo de árboles son compatibles con este espacio y no choquen con los que ya hay». Según el edil, el objetivo será que los árboles que sean reubicados dentro del mismo Parque Blanco y los nuevos que tienen previsto plantar, «sumen más de los que hay ahora».

Los carriles de la Metroguagua discurrirán entre el Parque Blanco y la Avenida Marítima. De esta manera, para poder llevar a cabo el proyecto es necesario restarle metros cuadrados a la rambla. Este tramo corresponde a la entrada y salida del subterráneo de Santa Catalina, tal y como especificó Ramírez en su comparecencia.

Los trabajos de la parada de Santa Catalina han sido adjudicados a la UTE Acciona Construcciones y Lopesan Asfaltos y Construcciones. Las obras arrancaron a finales de mayo y el plazo de ejecución previsto es de nueve meses con una inversión prevista de 16,5 millones de euros. 

Las obras y la posterior desaparición del pavimento blando del parque impedirán que el rastro capitalino siga congregándose en este espacio. El traslado del mercadillo es uno de los temas que ha traído de cabeza al Consistorio en los últimos meses, dado que en un principio se barajó llevarlo al Guiniguada ante el comienzo de los trabajos para hacer el soterramiento de Santa Catalina.

El Ayuntamiento terminó llegando a un acuerdo con los mercaderes, de tal manera que estos seguirían realizando el rastro en el Parque Blanco, aunque con un espacio más reducido y estrecho. De esta manera, el traslado del mercadillo quedará pendiente. Previsiblemente, tendrán que ir a una nueva ubicación una vez comiencen los trabajos para transformar la rambla en una pista de albero. Por el momento, no tienen un lugar alternativo asignado.

Compartir el artículo

stats