Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ataque con ácido al coche de un bombero eleva la tensión en el cuerpo

Hidalgo e Íñiguez adelantan que la próxima semana habrá una mesa de trabajo para avanzar en las negociaciones | Los sindicatos condenan los hechos

El ataque con ácido al coche de un bombero eleva la tensión en el cuerpo José Carlos Guerra

Continúa el conflicto dentro del cuerpo de Bomberos de Las Palmas de Gran Canaria. Un agente sufrió este jueves un nuevo caso de acoso laboral después de que le echaran ácido en su coche personal, según denunció el concejal de Seguridad y Emergencias, Josué Íñiguez, este viernes durante un acto de la Policía Local en las instalaciones municipales de Miller Bajo. Los representantes sindicales han condenado este viernes este y otros actos vandálicos ocurridos en el cuerpo recientemente, "nos echa abajo toda la negociación". El alcalde, Augusto Hidalgo, adelantó que la próxima semana volverá a reunirse la mesa de trabajo entre el área de Recursos Humanos y los representantes sindicales de Bomberos y Policía con el propósito de avanzar en las negociaciones pendientes.

"No vamos a desfallecer en proteger a todos los trabajadores ante el acoso laboral", apuntó Íñiguez a los medios de comunicación. La semana pasada el Ayuntamiento activó el protocolo anti acoso previsto para los trabajadores municipales después de que se conociera que 12 miembros del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento estaban siendo hostigados con señalamientos o daños en el material de trabajo.

El concejal indicó, además, que los servicios jurídicos del Ayuntamiento siguen trabajando en la querella que tienen previsto presentar ante los actos vandálicos que sufrieron los tres parques de bomberos el miércoles de la semana pasada. No obstante, "hemos acercado posturas en la última mesa de bomberos", señaló Íñiguez, "nos veremos la semana que viene para pactar mejoras en el cuerpo y dejar de hablar de acosos y delitos".

Hidalgo, por su parte, destacó que "continúan las negociaciones y conversaciones" tanto con el cuerpo de Bomberos como con la Policía Local. Estos últimos tienen pendiente la mejora salarial de los agentes. "Cuando llegamos al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria nos encontramos un conflicto laboral mayúsculo con denuncias con millones en indemnizaciones de pago, por las RPT fallidas", resaltó, al tiempo que señaló que estas se han desencallado 2en todos los ámbitos municipales y hemos mejorado las condiciones de trabajo y también retributivas".

Los representantes sindicales de bomberos, en cambio, no son tan optimistas. El portavoz de USPB, Dani Ojeda, aseguró este viernes que "no se han acercado posturas" en cuanto a las cuestiones concretas del conflicto, "hemos hablado de los cambios de guardia, pero eso no soluciona nuestras reivindicaciones". Ojeda señaló que están a la espera un cambio temporal en la organización del cuerpo que les permita reconducir la situación. Por el momento, USPB y CCOO mantienen la manifestación del próximo 29 de julio, aunque están abiertos al diálogo.

Por el momento, están a la espera de la entrada de 31 nuevos bomberos, ahora en prácticas, lo que vendría a solventar la falta de personal. Seguridad calcula que esto podría ser en el mes de septiembre. El fin de semana pasado el Ayuntamiento cerró dos de los tres parques -el de La Isleta y el de Vegueta- ante la escasez de agentes en activo por la acumulación de bajas y personal de vacaciones. Todos los servicios se concentraron en Miller. Íñiguez apuntó este viernes que "es una incógnita" si esto puede volver a ocurrir o no.

Compartir el artículo

stats