Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los graduados sociales juran su cargo en un solemne acto en el TSJC

Participaron 17 profesionales, expertos en las relaciones laborales, en una ceremonia que se había retrasado por las restricciones de la Covid-19

Juramento de los miembros del Consejo Canario de Graduados Sociales. ANDRES CRUZ

Durante los dos últimos años los órganos representativos de los graduados sociales han renovado a sus miembros y representantes. En un solemne acto celebrado en la Sala de Audiencias del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) desfilaron las 17 togas de los nuevos miembros del Consejo Canario de Graduados Sociales y de la Junta de Gobierno del Ilustre Colegio Oficial de Graduados Sociales de Gran Canaria y Fuerteventura. Un evento en el que no faltaron los agradecimientos y las alabanzas para una profesión que con la aparición de la Covid-19 cumplió un papel esencial en el entramado laboral.

Durante el 2020 la Junta de Gobierno del Ilustre Colegio Oficial de Graduados Sociales de Gran Canaria y Fuerteventura fue renovada sin poder realizar el acto de juramento debido a las limitaciones derivadas de la pandemia. En razón a la eliminación de las restricciones y al reciente nombramiento del presidente de este Colegio, Fermín Ojeda, como también presidente del Consejo Canario de Graduados Sociales, celebraron el juramento con el objetivo del "cumplimiento de su labor social".

Sin nosotros la pandemia hubiera ocasionado muchos más estragos a los autónomos y pequeños empresarios

decoration

"Ser graduado social en estos momentos es un acto de valentía", aseguró el presidente del Consejo General de Graduados Sociales de España, Ricardo Gabaldón Gabaldón. Durante la pandemia la profesión vivió un incremento de trabajo por la oleada de nuevas normativas para frenar la expansión del virus, afectando a autónomos y pequeñas empresas. Gabaldón aseguró que en esta etapa los profesionales "sacrificaron mucho" pero que también este esfuerzo dio a conocer la importancia de este oficio a la sociedad. Durante el acto, Ricardo Gabaldón Gabaldón, recordó que los graduados sociales estuvieron trabajando arduamente junto a las pequeñas y medianas empresas (PYMES) acompañándoles en todos los procesos administrativos que surgían, como los ERTE o las ayudas. "Sin nosotros la pandemia hubiera ocasionado muchos más estragos a los autónomos y pequeños empresarios", sentenció, a su vez, Fermín Ojeda.

Juramento de Fermín Ojeda, presidente del Consejo Canario de Graduados Sociales. ANDRES CRUZ

Además de un acto de valentía, para el presidente del Ilustre Colegio Oficial de Graduados Sociales de Gran Canaria y Fuerteventura y del Consejo Canario de Graduados Sociales, Fermín Ojeda, considera que lo mejor de la profesión es el "servicio público que ejercemos al ayudar a un autónomo o empresario a salir de una situación económica negativa" y asegura que es entonces "cuando te sientes orgulloso de ser graduado social y servir a la sociedad".

Un graduado social es el único profesional especializado en materia laboral y seguridad social de la Unión Europea. Su labor consiste en el asesoramiento a empresas y trabajadores en todo lo relativo a las relaciones laborales y de Seguridad Social y su relación con las distintas administraciones además de la representación y asistencia jurídica en Juzgados y Tribunales.

Los portavoces agradecieron la asistencia de representantes de la Tesorería, Seguridad Social y el Servicio Público de Empleo Estatal y recordaron la importancia de la coordinación con las administraciones públicas. "Tras asesorar a nuestros clientes tenemos que adjuntar las prestaciones a las administraciones, por lo que mantener unas buenas relaciones es esencial como parte de nuestro trabajo", explica Fermín Ojeda. Al acto asistieron personalidades como el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, Juan Luis Lorenzo Bragado y el presidente de la Audiencia Provincial de Las Palmas, Emilio Moya.

Un futuro lleno de proyectos

La covid acarreó una cantidad ingente de trabajo para los graduados sociales al ser, en muchas ocasiones, el único nexo entre los ciudadanos y unas administraciones desbordadas. Los miembros del acto agradecieron la dedicación y esfuerzo de todos los profesionales. En la actualidad, la situación ha vuelto a la normalidad aunque Fermín Ojeda asegura que vendrán momentos de mucho trabajo ante retos como la reforma del régimen especial de trabajadores autónomos, una modificación de la ley de extranjería para modificar el permiso de trabajo para los estudiantes extranjeros y más cargas sociales por la preparación de los partidos ante las próximas elecciones en mayo de 2023.

Como proyectos de futuro, el Colegio pondrá en marcha la orientación jurídica gratuita para los ciudadanos con menor poder adquisitivo, es decir, aquellos por debajo del Salario Mínimo Interprofesional, para favorecer que los trabajadores conozcan sus derechos y puedan tomar decisiones relativas a sus empleos con el apoyo de un experto. Además de la importante necesidad de crear sinergias entre los diferentes Colegios para ofrecer el mejor servicio a los colegiados, que requieren una formación constante.

Los graduados sociales del Ilustre Colegio Oficial de Graduados Sociales de Gran Canaria y Fuerteventura que juraron el cargo fueron Nazaret del Carmen Cabrera Ramos, María Priscila Alemán Marrero, Juan Manuel Pérez Blanco, Sonia Pazos Santana, Daniel García Roque, Antonio Javier Ravelo Umpierrez, Natalia Elías Almeida.

A su vez, juraron como miembros del Consejo Canario de Graduados Sociales Mercedes Leonor Morales Alonso, Carmen Lourdes Rodríguez Rodríguez, Juana Teresa Cabrera Pérez, José Adalberto Luis Bethencourt, Rubén Piñero Hernández y Carmen Nieves Ortega Concepción.

Y aquellos que pertenecen a ambas organizaciones son Fermín Ojeda Medina, Sandra Eugenia Santana Trujillo, José Miguel Herrera González y María del Carmen Saavedra Hormiga.

Compartir el artículo

stats