Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LOS SERVICIOS MUNICIPALES

El colapso del consistorio provoca la nulidad de cien contratos de servicios

Entre las concesiones vencidas están limpieza de playas y el mantenimiento de calzadas, aceras, muros y barandillas. El atasco deteriora la gestión e impide la adecuada atención

Operarios retiran algas en el litoral de San Cristóbal

El colapso administrativo que soporta el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria debido, principalmente, a la acuciante falta de personal, ha provocado el vencimiento y nulidad de un centenar de concesiones de suministros y servicios, algunos de ellos esenciales, como la limpieza de playas y el litoral, la limpieza mecanizada y barrido manual o el mantenimiento de vías y aceras.

El problema deteriora la calidad de lo servicios, generando, entre otras deficiencias, un paisaje de aceras rotas y calzadas sin asfaltar y retrasa enormemente los pagos a las empresas, que tardan a veces más de un año en cobrar los trabajos prestados.

La gran cantidad de contratos vencidos, algunos de los cuales llevan en situación de nulidad desde hace más de cuatro años, provoca que la Cuenta 413, a donde van a parar las facturas que no tienen soporte presupuestario por carecer de un contrato en vigor, alcanzara en marzo de este año un total de 84,46 millones de deuda, en su mayor parte a proveedores, una cifra que bajó el pasado julio a 70,9 millones.

Según el Ayuntamiento esta deuda, por trabajos realizados hace más de dos años en muchos casos, se reducirá en breve a 20 millones, cuando se haga efectivo el pago de los 44 millones de euros aprobados en un pleno de junio.

La mayoría de los 103 contratos en nulidad que el coordinador general de Economía Antonio Ramón Balmaseda reconoció que había hace unos meses, en respuesta a una pregunta del Partido Popular, corresponden a pequeños servicios de suministro, en su mayoría gestionados por pequeñas y medianas empresas. Según el gobierno municipal la cifra de contratos vencidos «se ha reducido», pero no facilita el dato actualizado.

La gestión del mantenimiento integral de las playas y litorales de la capital es una de las últimas concesiones que se ha incorporado al listado de contratos en nulidad, tras declararse su finalización el 25 de marzo pasado, una vez agotadas tres prórrogas, la última excepcional de tres meses. La resolución en la que se inicia el expediente de nulidad habla de que Ciudad de Mar, dirigida por José Eduardo Ramírez, remitió el pasado febrero al servicio de Contratación el expediente completo para su licitación, pero advierte que la nueva concesión no empezará antes del próximo mes de octubre, en el mejor de los casos, «teniendo en consideración el contexto organizativo municipal y la limitación de medios humanos para la tramitación de las licitaciones».

La deuda a proveedores, que alcanzó en marzo los 84,4 millones, bajó en julio a 70,9 millones. El Ayuntamiento asegura que se ha reducido a 20 millones tras la inyección de 44 millones aprobada en el pleno de junio

decoration

El contrato de mantenimiento de muros, aceras, calzadas y barandillas bate todos los récords al cumplir este mes los cuatro años desde que se declaró su situación de nulidad, pese a lo cual aún no ha salido a concurso, tras ser anuladas las dos licitaciones anteriores por el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de la Comunidad Autónoma, al detectar errores en los pliegos en 2019 y 2020.

Desde entonces, la concejala de Servicios Públicos, Inmaculada Medina, siempre asegura que el expediente está en Contratación, pero se desconocen las razones por las que aún no se ha renovado la concesión. Bajo la responsabilidad de Medina está también el contrato de limpieza mecanizada y el barrido manual de tres sectores de la ciudad, un contrato que está vencido desde 2018 y cuya licitación se acaba de anunciar, ampliando a siete los sectores de barrio que serán gestionados por la empresa privada.

También está vencido el mantenimiento de ascensores, un servicio que está en licitación. La inmensa mayoría de los contratos vencidos son pequeños, aunque de vital importancia, como por ejemplo los medicamentos y otros productos de alimentación y limpieza para centros de atención a personas sin hogar o el suministro de equipos respiratorios o material sanitario fungible para los bomberos, que también esperan desde hace meses por la renovación de la ropa de intervención o el agua potable y extintores.

Algunos empresas han recurrido a los tribunales para que el Ayuntamiento les abone las facturas

decoration

Aunque la falta de personal es la principal causa de este atasco, tanto los sindicatos como los partidos de la oposición consideran que el problema se agrava por la mala gestión, que no refuerza como prioritarias las áreas estratégicas de Contratación y Economía, auténtico cuello de botella donde los expedientes se empantanan.

A juicio del viceportavoz del Partido Popular (PP), Ángel Sabroso, es necesario además que el gobierno municipal cambie la tortuosa tramitación que eterniza el pago de las facturas de los contratos vencidos, que pueden tardar más de un año en cobrarse. De hecho, la concesionaria de la gestión de las fuentes tuvo que llevar al Ayuntamiento a las tribunales para que le pagara 592. 142 euros, por trabajos realizados entre abril de 2018 y noviembre de 2019.

Desde el gobierno municipal señalan que el servicio de Contratación «ha tramitado en lo que va de año una media de 1,27 contratos al día. El total de contratos tramitados hasta el 31 de julio es de 166».

Las fuentes añaden que el Ayuntamiento está trabajando «enconadamente» en poner al día los contratos vencidos, que achaca «en gran parte a la pandemia». En cuanto a la Cuenta 413, subraya que en cuanto se paguen los 44 millones en facturas aprobados en el pleno pasado, se «reducirá a menos de 20 millones». Una cifra que volverá a crecer en cuanto se vayan incorporando las facturas de los contratos vencidos.


Las facturas más grandes



Limpieza : 15,1 millones

En el saldo de las facturas pendientes de pagos el pasado 12 de julio en la Cuenta 413 aparecían 15,1 millones para abonar trabajos realizados por FCC, la empresa concesionaria de los contratos vencidos de Limpieza mecanizada y barrido manual, un contrato de 7,3 millones anuales, que está vencido desde 2018. La concejala Inmaculada Medina ha anunciado que el servicio saldrá a concurso por 138 millones, incluyendo cuatro barrios más en los que se privatizará el barrido. El coste aumenta sustancialmente, al pasar de los 7,3 millones anuales a algo más de 17 millones y de cinco años a ocho años. Se supone que parte de estas facturas están siendo pagadas tras la modificación de crédito del pleno de junio. En los 15 millones se incluyen facturas de Limpieza de Playas.


Vías y obras : 11,44 millones

El contrato de mantenimiento de Vías y Obras tenía pendiente de pago en julio 11,44 millones a las empresas concesionaria Lumican-Ecocivil. Este contrato se adjudicó en 2012 por 17,3 millones y se intentó sacarlo a concurso en 2020 por 23,36 millones, un segundo intento que también fue anulado.

Leonardo Perera, representante del sindicato CSIF en el Ayuntamiento, atribuye a la falta de personal los problemas para sacar adelante los contratos vencidos. En estos momentos, sólo en el Ayuntamiento hay 419 plazas vacantes, que aunque el tripartito quisiera cubrir no podría por la ley de estabilidad que limita la cobertura a la tasa de reposición. «Los trámites no avanzan por la falta de personal. Es una queja constante de todos los jefes de servicio y todas las áreas. Es un clamor», subraya Perera, quien recuerda que ahora hay en marcha una oferta de 22 administrativos, que tardarán un año en incorporarse. «Cuando estos se incorporen ya se habrán jubilado otros 22», indica el líder sindical, quien sí critica al gobierno municipal que no se hayan reforzado las áreas prioritarias como Contratación y los otros órganos económicos, mediante la redistribución del personal y permitiendo hacer horas extra a los empleados que trabajan en ellas, en lugar de limitarlas a los gestores económicos, una propuesta que lanzó el alcalde en su momento y que no cree que haya tenido mucho éxito.

Más de 400 plazas vacantes

Más de 400 plazas vacantes



Leonardo Perera, representante del sindicato CSIF en el Ayuntamiento, atribuye a la falta de personal los problemas para sacar adelante los contratos vencidos. En estos momentos, sólo en el Ayuntamiento hay 419 plazas vacantes, que aunque el tripartito quisiera cubrir no podría por la ley de estabilidad que limita la cobertura a la tasa de reposición. «Los trámites no avanzan por la falta de personal. Es una queja constante de todos los jefes de servicio y todas las áreas. Es un clamor», subraya Perera, quien recuerda que ahora hay en marcha una oferta de 22 administrativos, que tardarán un año en incorporarse. «Cuando estos se incorporen ya se habrán jubilado otros 22», indica el líder sindical, quien sí critica al gobierno municipal que no se hayan reforzado las áreas prioritarias como Contratación y los otros órganos económicos, mediante la redistribución del personal y permitiendo hacer horas extra a los empleados que trabajan en ellas, en lugar de limitarlas a los gestores económicos, una propuesta que lanzó el alcalde en su momento y que no cree que haya tenido mucho éxito.

Compartir el artículo

stats