Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La directiva del Metropole propone reducir todos los salarios un 35%

Las actas de la última reunión sobre el ERE reflejan que la idea va dirigida a suprimir 480.000 euros de costes para no proceder a ningún despido

Algunos usuarios disfrutan de las instalaciones del CN Metropole. José Carlos Guerra

El equipo directivo del Club Natación Metropole propuso el pasado jueves, en la segunda reunión para debatir las condiciones del ERE (Expediente de Regulación de Empleo) con los representantes de los trabajadores, "la posibilidad de reducir la masa salarial de todo el personal un 35%", lo que supondría "una disminución de 480.000 euros anuales de coste", como reflejan las actas. Se trata de una alternativa planteada para no proceder al despido de 24 trabajadores, como sugirió en un inicio la junta directiva, orientando los nuevos recortes hacia una reducción general del salario. 

Sin embargo, no es una opción que nace de los propios empleados, como aseguraba este sábado el presidente del club, Alberto Santana, en una entrevista ofrecida a este diario. El comité de empresa planea proponer otras soluciones, a la espera de que la directiva les haga llegar las tablas salariales. "Es normal que los trabajadores se opongan a adoptar esta propuesta porque hay sueldos muy bajos y un 35% menos en un salario de 1.000 euros implica que algunos se quedarían cobrando 750 euros", asegura Adonay Gómez, presidente del comité. 

La sugerencia de la junta llega después de haber accedido a bajar el número de 24 trabajadores afectados a 20, lo que implicaría que el coste ahorro de esos despidos sería de 472.000 euros. Santana incidía este sábado en que es "inconcebible el hecho de que puede haber un conserje con un coste salarial de 60.000 euros o determinados entrenadores con un sueldo de 55.000, 56.000 o 57.000 euros" y que entienden que "son prescindibles cinco empleados". 

El comité de empresa, por su parte, ya ha manifestado su compromiso de "intentar que no se produzca ningún despido". En la reunión que tuvo lugar entre ambas partes, los representantes de los empleados solicitaron la presentación del Acta de Reunión de la Junta Directiva en la que se firmó el ERE, ya que "entienden que se debió aportar porque se trata de la toma de decisión conforme a los Estatutos". 

Aprobar un ERE sin acta

El presidente del comité hizo hincapié en que el CN Metropole "está haciendo un ERE sin el acta de la junta directiva firmada, algo que está presente en el artículo 30 de los estatutos. Es obligación de la entidad tener un acta firmada por todos los miembros del equipo directivo". Ante esta petición, la directiva aseguró en la reunión que "no existe" tal acta "pero que no es en todo caso un documento necesario para la tramitación del procedimiento de despido colectivo". 

Los representantes de los trabajadores reclamaron una vez más explicaciones "sobre la no remisión de las cuentas de 2021 que sean imagen fiel de la realidad" porque "entienden que las aportadas no la reflejan". No obstante, el equipo directivo insistió en que "no se van a aportar más de las que ya se han aportado". La deuda del club asciende en estos momentos a 850.000 euros, después de que en 2019 y 2020 las cuentas de la entidad fueran positivas a raíz de un acuerdo de redimensión del número de empleados y de las bajas incentivadas que se produjeron en ese periodo, además de la derrama a los socios. 

Un fragmento del acta de la última reunión acerca del ERE en el que se puede ver que la propuesta fue emitida por la directiva. LP/DLP

"El mismo auditor dice que las cuentas no están bien auditadas", remarcó Gómez. En las actas de la última reunión consta que el equipo directivo indicó que "efectivamente las de 2021 no están aprobadas todavía por la Asamblea, si bien sí lo están por la Junta Directiva". 

Tres bajas de larga duración

Por otra parte, Alberto Santana aludió en la entrevista publicada el pasado sábado al "elevado coste de 60.000 euros que produjo en el último año el absentismo laboral, aparte del habitual gasto salarial". Sin embargo, el presidente del comité de empresa quiso matizar este dato, pues pese a que "es un problema que ha crecido en los últimos años", informa de que en 2021 solo se produjeron tres bajas de larga duración, de las cuales dos se han vuelto a incorporar este año. "Yo creo que el hecho de que tres empleados de 54 hayan estado de baja no supone un gran absentismo laboral para la entidad", matizó.

Adonay Gómez mantiene el optimismo acerca del futuro del equipo de waterpolo, después de que en las primeras reuniones la junta directiva barajara el despido de sus tres entrenadores porque, como aseguró Santana, es una de las actividades que "más pérdidas tienen". El presidente del comité remarcó que "siempre hay opciones, pero hablando". 

"Esto debería haber sido la última opción. El presidente debería haberse sentado con la masa salarial, con los más perjudicados, que son los empleados, y haber llegado a otro tipo de acuerdo para dejar la adopción del ERE como la última medida", concluye Gómez. 

Compartir el artículo

stats