Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Movilidad

La MetroGuagua "a la carta" tendrá paradas con wifi y pantallas táctiles informativas

Guaguas Municipales instalará varias de prueba en las líneas convencionales en los próximos meses para comprobar su encaje y la interacción de los pasajeros

Infografía de las futuras paradas de la MetroGuagua TDA Arquitectura y Urbanismo

Guaguas Municipales presentó ayer el diseño modular y flexible que tendrán las 36 paradas que compondrán la red de puntos de recogida de la MetroGuagua. Estas nuevas marquesinas contarán con importantes novedades tecnológicas como conexión wifi, una pantalla táctil con información de movilidad en la ciudad y una máquina expendedora de billetes, que posibilitará la agilización del tránsito, ya que el conductor del vehículo no tendrá que intervenir en ninguna operación con los pasajeros.

Las más de 30 paradas estarán distribuidas a lo largo del recorrido de cerca de 12 kilómetros que cubrirá la moderna línea entre Hoya de la Plata y la Plaza Manuel Becerra, en el Puerto. Tal y como destacaron el concejal de Movilidad, Promoción Económica y Ciudad de Mar del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, José Eduardo Ramírez, y la arquitecta del estudio TDA Arquitectura y Urbanismo, Elena Nedelcu, la idea ha sido confeccionar un diseño sencillo a base de módulos con los mínimos elementos posibles para ocupar poco espacio y poder adaptar la estructura a cualquier emplazamiento urbano. 

El consistorio llevará a cabo una prueba piloto por la que se instalarán algunas paradas durante los próximos meses, para comprobar el encaje de las estructuras y la interacción de los pasajeros con el nuevo diseño. El proyecto para la instalación de estas 36 paradas en todo el recorrido de la MetroGuagua cuenta con un presupuesto de seis millones de euros y la empresa adjudicataria ha sido Capmar Sistemas de Información, la misma entidad encargada de instalar en 2015 los postes con información en tiempo real situados en las paradas actuales, que se surten de energía solar gracias a pequeñas placas fotovoltaicas orientables ubicadas en su extremo superior. 

Modelo de parada de la MetroGuagua de Las Palmas de Gran Canaria

Modelo de parada de la MetroGuagua de Las Palmas de Gran Canaria TDA Arquitectura y Urbanismo

Las paradas estarán elevadas con respecto a la calzada y presentarán unas dimensiones de 24 metros de largo por tres metros de ancho, salvo alguna excepción por cuestiones de espacio, como la que estará situada delante del Colegio Santa Teresa de Jesús (Teresianas), en el número 34 de la calle Pío XII, según reconoció Ramírez. La mayoría estará formada por dos módulos con perfiles de acero inoxidable, anclados al suelo a través de dos patas que soportarán una cubierta en forma de alas fabricadas en fibra de vidrio. Esta marquesina protegerá del sol y la lluvia y ofrecerá iluminación nocturna a los pasajeros que esperen la llegada del transporte. Sin embargo, la estructura no tendrá cerramiento lateral ni trasero, dado que la pretensión es que ocupe el menor espacio posible en su emplazamiento y no represente una barrera entre la calzada y los comercios o el espacio público que queden detrás de la parada. «No existe un parte trasera, la parada es muy permeable para la circulación, de manera que los pasajeros puedan subir y bajar, aproximarse o alejarse del vehículo en el menor tiempo posible», señaló la arquitecta, añadiendo que la pretensión es que el elemento funcione como una pieza de mobiliario urbano más, con un banco público bajo una cubierta que protege del sol y de la lluvia.

Nueva figura: el revisor 

La instalación de máquinas expendedoras de billetes para prescindir de la intervención del conductor en la venta de los mismos significa que la MetroGuagua contará con una novedosa figura, la del revisor, que hará visitas aleatorias a la línea para comprobar que cada pasajero tiene su billete comprado o su bono cargado. Otros elementos presentes en las paradas serán la mencionada pantalla táctil informativa, el ya conocido poste con la información en tiempo real sobre la llegada del próximo servicio y una papelera para residuos. Asimismo, se prevé la instalación de placas solares de alta eficiencia en la parte superior de la cubierta.  

Con respecto a la accesibilidad, la parada incluye una serie de mejoras que facilitan el acceso a personas con diversidad funcional, como sistemas de aviso e información a través de audio y señalización en el pavimento. Además, el diseño amplio y diáfano de la parada facilitará su uso por parte de las personas con movilidad reducida (PMR), que tendrán sitios exclusivos de espera y sistemas de aviso en tiempo real para agilizar el acceso a la guagua, sobre todo a los que utilicen silla de ruedas.

El nuevo diseño propone una configuración «a la carta», ya que su sistema flexible y modular variará en función de las dimensiones del emplazamiento o de la afluencia de los viajeros. El diseño está pensado para que, ya sean necesarios uno, dos o tres módulos, la parada encaje en cualquier emplazamiento sin perder su imagen continua ni su funcionalidad. 

Compartir el artículo

stats