Suscríbete La Provincia - Diario de Las Palmas

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Día Internacional de las Personas de Edad | Envejecimiento activo

La edad de la actividad

El edificio Miller acogió un acto emotivo y ameno con mayores de toda la ciudad | Los asistentes gritaron a los cuatro vientos que la vejez no es un final, sino una continuación

Más de 300 mayores celebran el Día Internacional de las Personas de Edad en el Edificio Miller

Más de 300 mayores celebran el Día Internacional de las Personas de Edad en el Edificio Miller La Provincia

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Más de 300 mayores celebran el Día Internacional de las Personas de Edad en el Edificio Miller Efrén Hernández

Los actos por el Día Internacional de las Personas de Edad, celebrado el pasado 1 de octubre, han servido para reunir a más de 300 veteranos vecinos de los cinco distritos de la ciudad, para demostrar que la vejez no es más que otra etapa aprovechable de la vida. El envejecimiento activo es la proclama de estos ciudadanos jubilados a los que, en ocasiones, les falta tiempo para realizar todas las actividades que tienen en mente.

El paradigma ha cambiado, y mucho. La vejez se ha convertido en una fase más del desarrollo mental y físico de las personas que alcanzan edades avanzadas, cuya mentalidad y ganas de seguir experimentando nuevas sensaciones les hace integrarse en grupos, asociaciones y clubes de pensionistas que lo único que buscan es demostrar que les quedan unos cuantos años de actividad por delante. 

Las actividades de agilidad mental, los ejercicios de movilidad y las actuaciones completaron el evento

decoration

Todo esto se demostró ayer en el Parque Santa Catalina, con el Edificio Miller como escenario principal. Esta semana se celebra el Día Internacional de las Personas de Edad (1 de octubre) y el mencionado espacio acogió un acto festivo organizado desde el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, que contó con la presencia de grupos ciudadanos de los cinco distritos de la ciudad, en el que no faltaron las actividades de agilidad mental, ejercicios de movilidad corporal o incluso actuaciones con música y danza al más puro estilo ‘escalanifi’. A ritmo de Manolo Escobar, Los Tres de Canarias o Paquito el Chocolatero, los asistentes gritaron a los cuatro vientos que la vejez no es un final, sino la continuación de una cerrara vital que no para, aunque se desarrolle a un menor ritmo. 

«No tiene que ver la edad que tengamos para seguir activas y haciendo muchas cosas a la vez»

Reyes González - 71 años - Cruz de Piedra

decoration

Bailes y alegría

«Lo pasamos maravillosamente bailando. No tiene que ver la edad que tengamos para seguir activas y haciendo actividades, no hay más que ver toda la alegría que hay hoy ahí dentro», afirma Reyes González, de 71 años, con un ánimo palpable. Reyes es vecina del distrito Ciudad Alta, más concretamente del Polígono Cruz de Piedra, barrio desde donde parte para realizar diferentes tareas que incluyen gimnasia en la vecina Escaleritas o excursiones como la del próximo jueves, en la que visitarán los municipios de Arucas, Moya y Firgas. «Este domingo volvemos aquí a bailar», apunta, refiriéndose a las sesiones de tarde que se organizan en el mencionado Edificio Miller para el disfrute de los más veteranos. 

«Estoy deseando que empiecen los talleres porque me ayudan a ocupar el tiempo y a hacer amistades»

Petra Sánchez - 75 años - La Isleta

decoration

«Ya hemos criado hijos y nietos y ahora vamos a disfrutar; nos están diciendo que el cerebro se reactiva hasta los 90 años, así que tenemos que aprovechar todas las oportunidades que tenemos todavía», señala, con una vitalidad que no la deja estarse quieta mientras llegan los ecos de los pasodobles y las tonadillas desde el interior del Miller. 

González se considera una persona activa desde joven, a la que siempre le ha gustado hacer ejercicio físico o regocijar el alma tocando algún instrumento. «Siempre he sido muy activa, me gusta caminar y hacer gimnasia, así como tocar el timple», reconoce, añadiendo que actualmente continúa con la misma vitalidad, incluso más ahora que no tiene tantas obligaciones familiares. «Casi que me falta tiempo para hacer más cosas», concluye entre risas. 

24

Celebración del Día Internacional de las Personas de Edad Andrés Cruz

Tal y como señalan Arminda Melián e Irenela Franquis, profesoras de talleres orientados a las personas de la tercera edad en centros de mayores de la Isla, los ejercicios de estimulación cognitiva y movimiento funcional son básicos para la conservación de una buena salud mental a edades avanzadas. «Las últimas investigaciones en neurociencia han descubierto que el ejercicio físico ayuda mucho a la creación de neuronas y a la plasticidad cerebral», explica Melián.

«Gracias a estos eventos nos sentimos más jóvenes y no como personas que no valemos nada»

Soledad Santana - 70 años - Miller Bajo

decoration

Arminda e Irenela forman compenetrado dúo en el que la primera se centra más en el aspecto teórico-educacional y la segunda en el práctico-dinámico. «Yo me encargo de la parte de ejercicios prácticos que aplican la teoría de Arminda. Nos complementamos mucho porque ella hace fácil de entender el aspecto teórico con ejemplos sencillos, mientras que yo hago ejercicios de estimulación cognitiva en los que está muy implicados el ritmo, el cuerpo, el movimiento de las manos y la boca, para la buena articulación de las palabras», expone Franquis. 

Terapia y compañerismo

«Voy a estiramiento en el colegio León y Castillo los lunes y los miércoles, y también a los talleres de memoria y agilidad mental», detalla, Petra Sánchez, de 75 años y vecina el barrio marinero de La Isleta. Sánchez explica que los talleres municipales a los que acude le permiten distraerse por medio de actividades y juegos, así como «estimular la cabeza». «A mí me ha ido muy bien, es como una terapia y me ayuda a ocupar el tiempo y a hacer nuevas amistades», indica la isletera, destacando, a su vez, que forma parte de un grupo en el que se llevan «bienísimo». «Nos ayudamos en todo las unas a las otras y cuando estás mal te viene muy bien», afirma. 

«Nos gusta contar nuestras experiencias pero también seguir aprendiendo cosas nuevas»

Maribel García - 84 años - Piletas

decoration

Por su parte, Soledad Santana, de 70 años, confiesa que las actividades que pone a disposición el consistorio en su barrio, Miller Bajo, la estimulan y le hacen ganar ánimo juvenil. «Ya nuestros hijos son grandes y cada uno tiene su vida; gracias a esto nos estimulan y nos hacen sentirnos más jóvenes, no personas que no valemos para nada», señala, haciendo referencia a un problema que afecta a muchas personas que alcanzan edades avanzadas y que sienten que no tienen nada más que aportar a la sociedad. Para Santana, todos los talleres, cursos y clases deportivas se hacen poco, dado su gran avidez de conocimiento y dinamismo. «La verdad que deberían ofrecer más actividades, porque estamos dispuestas a hacerlo todo», afirma, relatando que ocupa casi todos los días de la semana con salidas para caminar, clases de relajación mental, talleres de manualidades y excursiones. 

La estimulación cognitiva es básica para la conservación de una buena salud mental a edades avanzadas

decoration

«Nos gusta contar nuestras experiencias y nuestra vida, pero también seguir aprendiendo cosas nuevas», relata Maribel García que, con 84 años, era una de las personas más veteranas entre el público presente en la celebración del Miller. García es presidenta del Club de Pensionistas Montaña de San Gregorio, en el barrio de Piletas, desde el año 2007. Sus ganas de ayudar y movilizar a sus vecinos la han hecho permanecer 15 años al frente de esta asociación, aunque reconoce que ya se está planteando su continuidad porque «los años no perdonan». En la actualidad, ya no se ve capaz de organizar muchas cosas, pero considera que sigue activa y dispuesta a ayudar a través de su conocimiento. «Lo que yo sé no me lo quiero llevar, lo quiero dejar aquí», sentencia.

Actividades de otoño-invierno


El Ayuntamiento pondrá en marcha este otoño nuevas actividades demandadas por los colectivos de personas mayores, que se desarrollarán de lunes a viernes en los cinco distritos de la ciudad. Entre las propuestas para este trimestre se encuentran talleres de manualidades, cuya finalidad es mejorar la memoria y el pensamiento creativo; y talleres de telefonía, que tienen por meta prevenir situaciones de aislamiento social. Además, se seguirán ofertando rutas culturales que aportan información etnográfica de diferentes enclaves de la isla. | E. H.

Compartir el artículo

stats