Suscríbete La Provincia - Diario de Las Palmas

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Seguridad

El Ayuntamiento y el sindicato de Policía y Bomberos acercan posturas en un conflicto lejos de zanjar

Los representantes sindicales insisten en que los acuerdos alcanzados deben materializarse

Imagen de archivo de agentes de la Policía Local LP/DLP

El pasado martes, 4 de septiembre, la Policía Local celebró una asamblea en la que el personal policial votó a favor de desbloquear los refuerzos de efectivos, que llevan sin realizarse varios meses debido al conflicto abierto entre el cuerpo y el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria.

Este desbloqueo se debe al acercamiento de posturas que están experimentando los sindicatos y el consistorio, tras alcanzar varios acuerdos concernientes al incremento y renovación de materiales y equipamientos, así como a la gestión de las horas extra. Sin embargo, desde la Unión Sindical de Policía y Bomberos (USPB) aclaran que este acercamiento de posiciones no significa que hayan dado por zanjada la disputa. «El conflicto no se ha desconvocado, lo que ha ocurrido es que se ha aprobado por votación el desbloqueo de los refuerzos, por lo que se volverá a reforzar cuando sea preciso», afirma el secretario general y portavoz de USPB, Víctor García.

El líder sindical reconoce que este consenso ha sido alcanzado porque el Ayuntamiento ha desbloqueado la licitación de los contratos mayores, que tienen que ver con la compra de vehículos, la renovación del Cemelpa y la galería de tiro, entre otros. Asimismo, se ha acordado el incremento de las jornadas de libre disponibilidad, que este año pasan a cuatro y desde USPB pretenden subir a seis en 2023. 

Sin embargo, la principal demanda de los policías es que las horas extraordinarias sean abonadas en el mismo año en el que hayan sido realizadas. «Creemos que si el Ayuntamiento cumple con los acuerdos que estamos alcanzando, la deuda por horas extra entrará dentro del 10% del presupuesto, que es la cifra que marca el techo de gasto para que puedan ser abonadas dentro del año», señala García, añadiendo que con esta situación el conflicto «irá desapareciendo por sí mismo». 

Actualmente, gracias a la llegada de este consenso con el consistorio, se ha rebajado la tensión del conflicto en gran medida, pero desde USPB insisten en que estos acuerdos deben materializarse en la mesa de negociación para dar por zanjada la disputa. 

Compartir el artículo

stats