Suscríbete La Provincia - Diario de Las Palmas

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La marea baja marca el inicio de la obra del paseo de San Cristóbal

Lopesan reconstruirá el muro destrozado por el oleaje y rellenará el socavón abierto bajo el paseo. La actuación durará tres meses

39

Comienzo de las obras en el paseo marítimo de San Cristóbal Juan Carlos Castro

«Ya está uno más tranquilo porque han empezado las obras», exclamaba la tarde de este jueves José Luis Saavedra, un vecino del barrio marinero de San Cristóbal, en medio del ruido de las retroexcavadoras que se abrían paso, a medida que bajaba la marea, a través de los callaos y las rocas para hacer una pequeña plataforma que permita acceder a los camiones y las máquinas. El objetivo, arreglar por fin el muro.

La llegada de la marea baja marcó esta tarde el inicio de las obras de emergencia para arreglar un tramo del paseo marítimo, que amenaza con venirse abajo, al resquebrajarse y quedar descalzada una de sus esquinas tras la fuerte embestida del último temporal de mar la pasada semana.

   El deterioro del paseo no es nuevo. Se inició pocos años después de su inauguración en 2005, con la caída de losetas y muros resquebrajados pero su estado comenzó a agravarse hace cinco años, cuando las olas comenzaron a horadar el interior de la estructura y empezaron a detectarse grandes huecos bajo el paseo.

    Las obras recién iniciadas rellenarán el gran socavón que se ha abierto en la zona más estrecha del paseo durante los últimos cinco años, el mismo tiempo que los vecinos llevan reclamando una solución al problema, mientras contemplaban asustados como la oquedad se agrandaba tras cada temporal fuerte de mar.

El ayuntamiento ha encargado los trabajos directamente a la empresa Lopesan, según informó el alcalde Augusto Hidalgo, que justificó la elección porque se trata de «una empresa seria, que tiene varias obras en la ciudad». El regidor informó también de que la obra se prolongará durante tres meses como mínimo. El concejal de Urbanismo Javier Doreste calcula que el coste de los trabajos oscilará entre los 300.000 y los 500.000 euros, aunque no se descarta una cantidad mayor.

La primera fase de la actuación consiste, según ha informado el Ayuntamiento a través de un comunicado, en construir una pequeña escollera que proteja la zona de trabajo. Después se reparará la red de alcantarillado, que también ha sido dañada por el oleaje, provocando un vertido y la presencia de mal olor en la zona.

Obras para arreglar el paseo de San Cristóbal Juan Carlos Castro

 Finalmente se repondrá el muro y se rellenará el hueco abierto bajo el paseo que, según los vecinos ha alcanzado en algunas zonas cuatro metros de profundidad y entre ocho y cuatro metros de ancho, según los tramos.

 Los técnicos de la empresa han estado haciendo catas para comprobar la gravedad del problema. José Luis Saavedra, cuya casa está situada en la zona del paseo afectada, indicó que «se han encontrado el mismo problema que al lado de mi casa», en otra parte de la avenida.

«Es una oquedad bastante grande», advierte. Durante esta semana operarios y técnicos tendrán que trabajar en horario de tarde porque la marea comienza a bajar después del mediodía, hasta la semana que viene que la bajamar caerá por la mañana.

Prospecciones

El tramo afectado tiene una longitud cercana a los cien metros, calculan los vecinos. 

Según indicó Doreste, los técnicos harán prospecciones y revisarán todo el paseo para ver si hay algún problema parecido en otras zona del malecón.

El tramo del paseo afectado fue vallado en noviembre del pasado año, en la zona comprendida los números 58 y 62, tras fracturarse una parte del paseo y dejar a la vista la oquedad de la que venían avisando los vecinos desde hace años.

El Ayuntamiento se limitó a vallar la zona más cercana al mar, dejando un pasillo peatonal, pero no hizo nada, pese a las advertencias de los residentes de que el socavón bajo el paseo estaba creciendo y ya cabía una persona en su interior. La situación del paseo y el muro se agravó la pasada semana con el azote del último temporal fuerte de mar. Entonces la policía, prohibió el paso y el gobierno municipal se decidió por fin a hacer una obra urgente. La zona afectada ocupa ahora el frente de ocho casas.

Tanto el concejal Doreste como el alcalde Augusto Hidalgo han asegurado que el socavón no afecta a las casas, aunque hay vecinos que temen por ellas.

Compartir el artículo

stats