Los trabajos de mejora del acceso a la bahía de El Confital han comenzado con el propósito de reabrir el camino en un máximo de dos semanas, aunque posiblemente será antes. El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, a través de la concejala de Servicios Públicos, Inmaculada Medina, responsable del área de Vías y Obras, supervisó ayer el inicio de los trabajos para el reacondicionamiento del paseo de acceso a El Confital que se vio afectado a causa de las fuertes lluvias provocadas por el temporal Hermine.

Estas labores comenzaron el martes una vez se secó la humedad del terreno y de las cárcavas producidas por las intensas precipitaciones por lo que ya era posible trabajar en condiciones óptimas. La actuación, cuyo plazo máximo de ejecución será de dos semanas, aunque las previsiones apuntan a que se culmine con mayor rapidez, conllevará la utilización de 250 toneladas de zahorra (tierra batida) con el objetivo de consolidar la base del sendero, recuperando, así, la solidez del terreno sobre el que se asienta.

Esta acción también contempla, de forma preventiva, el refuerzo del pie del talud sobre este acceso con un relleno de hormigón en una superficie de 16 metros lineales. En palabras de Medina, «esta actuación recuperará en poco tiempo el paseo para acceder con total garantía a El Confital y que, con ello, se vuelva a disfrutar, en el menor tiempo posible, de este magnífico espacio natural de la capital grancanaria». El acceso, cerrado desde el pasado domingo, 25 de septiembre, volverá a reabrir una vez culminen estas mejoras y se pueda transitar por él de forma segura para la ciudadanía.