Aguas no ha iniciado ninguna de las grandes obras previstas en el Plan Hidráulico

El director general de Aguas del Gobierno canario asegura que el consistorio no ha solicitado actuaciones desde el año 2019

Socavón en Néstor de la Torre

Socavón en Néstor de la Torre / QUIQUE CURBELO

El Ayuntamiento de la capital grancanaria no ha iniciado ninguna de las grandes obras previstas en el Plan Estratégico de Infraestructuras Hidráulicas que, con una ficha financiera de 660 millones y más de cien obras, fue presentado hace dos años como la solución a las problemas de saneamiento y depuración que tiene que resolver la ciudad.

Entre las obras previstas figuraba la renovación de 1.000 kilómetros de tuberías de saneamiento y abasto, estaciones de bombeo, depósitos de tormenta  o la mejora del sistema de impulsión de las aguas residuales a Barranco Seco, pero ni siquiera se han solicitado al Gobierno canario las actuaciones necesarias para resolver el grave problema de los vertidos a través del emisario, a la altura de la estación de bombeo del Teatro, unos vertidos que se siguen produciendo pese a la prohibición expresa desde el pasado noviembre de 2021 por la Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural, que además impuso al consistorio una multa de 32.000 euros. 

   En la misma resolución de noviembre de 2021, hace ahora justo un año, la agencia amenazó con llevar al consistorio a los tribunales si persistía en realizar unos vertidos, que se mantienen pese a que la autorización para ello del Gobierno canario venció en 2014.

Según la respuesta del director general de Ordenación del Territorio y Aguas, Víctor Navarro Delgado, a la petición de datos realizada por la diputada de Coalición Canaria, Beatriz Calzada, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria no ha solicitado al departamento la realización de ninguna actuación o convenio en materia de saneamiento o depuración, «ni se ha realizado ningún tipo de inversión desde este centro directivo desde 2019» en el municipio.

Inmaculada Medina asegura que sí se han hecho obras del Plan Hidraúlico "a través de la metroguagua" y habla de la renovación de la red de Las Coloradas, que se licitó en julio pasado

El director general añade en el escrito que el tercer ciclo de planificación hidrológica de Gran Canaria ni siquiera se ha aprobado.

Desde la Concejalía de Servicios Públicos, que dirige Inmaculada Medina, una portavoz de la concejala sostuvo que «sí se han realizado obras del Plan Hidrológico», como la «renovación de la primera fase de la red de saneamiento de Las Coloradas», que salió a concurso el pasado mes de julio y está pendiente de adjudicar, y «las de la metroguagua, que conllevan la renovación de la red de servicios públicos», aunque en la mayoría de los tramos realizados no se ha efectuado dicha reforma. 

Según Medina, a través de las obras de la estación subterránea de Santa Catalina, «se están renovando 1.646 metros de la red de abastecimiento, 590 metros de tuberías de saneamiento y 525 metros de la red de pluviales y salinidad». La edila añadió que «el plan es a diez años y aún así, pese a la pandemia, se han ido haciendo actuaciones», que no especificó, salvo las dos citadas.

Francis Candil : "El alcalde Hidalgo no ha sido capaz de poner en marcha ni una sola actuación. La propia directora de Emalsa advirtió recientemente que ese plan estaba muerto porque no se había acometido ninguna de las obras, aunque la urgencia es máxima"

Por su parte, el portavoz de CC, Francis Candil, criticó que el «alcalde Hidalgo no haya sido capaz de poner en marcha ni una sola actuación del plan hidráulico. La propia directora de Emalsa», Mercedes Couto, «advirtió recientemente que ese plan estaba muerto porque no se había acometido ninguna de las obras, aunque la urgencia es máxima. El Confital sigue cerrado. Seguimos arrojando aguas residuales al barranco de Tamaraceite y al mar, frente al Teatro Pérez Galdós y nada se ha hecho para frenar esta situación de degradación. Queda más que demostrado que este ayuntamiento sólo utiliza el medio ambiente para el marketing, porque sus actos solo contribuyen a aumentar la contaminación de nuestras aguas y espacios naturales».

Por su parte, Beatriz Calzada preguntó el pasado abril al director de la agencia de protección, Ángel Fariña, «cómo va a garantizar que se cumpla la orden de paralización de los vertidos», aunque todavía sigue esperando la respuesta.

Suscríbete para seguir leyendo