Suscríbete La Provincia - Diario de Las Palmas

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puerto

El Puerto de Las Palmas afronta la última fase del derribo de la vieja terminal de Santa Catalina

Los trabajos que realiza la Autoridad Portuaria finalizarán en marzo | La concesionaria comenzará en primavera la construcción de la nueva terminal

Una retroexcavadora demuele la torre del helipuerto del muelle Santa Catalina

Una retroexcavadora demuele la torre del helipuerto del muelle Santa Catalina C. T.

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Una retroexcavadora demuele la torre del helipuerto del muelle Santa Catalina Adzubenam Villullas

La antigua terminal del jet foil será historia a partir del mes de marzo. A lo largo de esta semana la Autoridad Portuaria de Las Palmas demolerá la torre con helipuerto de las antiguas Estaciones Marítimas del Muelle Santa Catalina. Se trata de la operativa más complicada dentro de las que se están llevando a cabo en la zona desde el mes de noviembre. Una vez finalicen los trabajos Global Ports Canary Islands, empresa participada por la multinacional Global Ports Holding y la local Sepcan, será la encargada de construir la nueva Terminal Marítima de Pasajeros de Cruceros del Puerto de Las Palmas, instalaciones que gestionará los próximos 40 años. La idea será inaugurar el recinto a finales del próximo año.

Una retroexcavadora con un brazo de 22 metros de largo está siendo la encargada de despedazar el edificio. Dada su altura, la torre alcanza los 15 metros, más que el resto de la antigua estación, y el alerón sobresaliente que acogía la helisuperficie ha sido necesario cortar el tráfico del muelle hasta el viernes, 27 de enero. Se trata de una medida que se ha tomado por seguridad, según explica Toñi Bordón, jefa de Infraestructuras de los Puertos de Las Palmas. «Los trabajos interfieren en la zona de circulación», indica, «esto no ha ocurrido hasta ahora y tampoco lo hará en las fases restantes», de tal manera que las navieras podrán operar con normalidad a partir del fin de semana.

13

Una retroexcavadora demuele la torre del helipuerto del muelle Santa Catalina José Carlos Guerra

La Autoridad Portuaria ha aprovechado una semana en la que había escasa actividad de cruceros, a pesar de estar en plena temporada, para realizar los trabajos sin interferir en exceso en las operaciones de las navieras. En el Santa Catalina tan solo se encontraba atracado este martes el La Belle des Oceans -al ser de eslora corta pudo hacerlo en el lado norte del dique, junto al centro comercial-. En cambio, este miércoles llegará a la capital el Mein Schiff Herz, el cual supera los 260 metros de eslora, por lo que se verá obligado a echar el ancla en el muelle León y Castillo, de tal manera que los pasajeros podrán desplazarse hasta la ciudad en una guagua gratuita.

Las tareas de derribo restantes se realizarán de manera simultánea a la actividad de cruceros, según especificó este martes el presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Luis Ibarra. En los trabajos están operando cuatro retroexcavadoras de distintas capacidades encargadas del derribo de los edificios Norte y Sur de la antigua estación, el aparcamiento y la torre del helipuerto. Una vez finalice la demolición de esta última tan solo quedaría desmantelar las instalaciones situadas más al sur del Santa Catalina.

El tráfico del muelle Santa Catalina permanecerá cerrado hasta el viernes 27 de enero

decoration

La maquinaria, además, es la encargada de catalogar y separar los materiales resultantes de los derribos para su posterior tratamiento en el gestor medioambiental correspondiente. Por ejemplo, la torre del helipuerto fue construida principalmente con hormigón y bloques de cemento y en su exterior estaba forrada por una capa metálica. Estos trabajos de demolición corren a cargo de la Autoridad Portuaria con una inversión de 753.440 euros a través de la UTE formada por Transportes y Excavaciones Herodíaz SL y Lopesan Asfaltos y Construcciones SAU.

Ibarra calificó la jornada de este martes como «día señalado» para el Puerto de Las Palmas. «Esta demolición simboliza nuestro compromiso por aprovechar las fortalezas de la red de puertos de la Autoridad Portuaria y potenciar su competitividad y calidad», apuntó. De hecho, el presidente puso en valor la ya extinta terminal de jet foil por haber permitido consolidar el recinto de la capital grancanaria «como uno de los puertos más importante de cruceros del Estado a pesar de que las instalaciones no estaban previstas para más de 150 pasajeros», hasta tal punto que han llegado a realizar operaciones con 5.000 cruceristas a la vez, matizó.

Imagen aérea del derribo de las antiguas estaciones del muelle Santa Catalina. Autoridad Portuaria

700.000 cruceristas

Una vez finalicen los trabajos de demolición de las antiguas estaciones del jet foil tomará el relevo la concesionaria de la nueva terminal de cruceros. Global Ports Canary Islands será la encargada de poner en marcha el proyecto con una inversión prevista superior a los 30 millones de euros. La compañía gestionará además los recintos de Arrecife y Puerto del Rosario, aunque en este caso la concesión será por 20 años. La idea será construir una nueva estación que sea capaz de dar un servicio de mayor calidad a los más de 700.000 cruceristas que pasan al año por el recinto de la capital grancanaria.

El edificio de la nueva terminal, cuyos trabajos comenzarán previsiblemente en primavera, estará compuesto por dos naves paralelas con tejado a dos aguas. Este diseño, de Marta Cuyás y ACH Arquitectos, tiene como objetivo evocar y hacer un homenaje a los cercanos edificios Elder y Miller. Además tendrán tres fingers o brazos para que los pasajeros puedan embarcar o desembarcar sin pisar el pie de muelle.

Ibarra destaca que la nueva terminal permitirá «seguir acercando» el Puerto a la ciudad

decoration

La estructura estará compuesta principalmente de vidrio y aluminio, por lo que desde el interior será posible tener unas amplias vistas de los barcos atracados. Este inmueble estará situado en el extremo sur del Santa Catalina, justo donde la vieja terminal que queda por derribar. En la delantera habrá una gran explanada al aire libre de casi 20.000 metros cuadrados cuadrados, esta contará con un bulevar con más de 200 palmeras, mobiliario urbano, zonas ajardinadas, carril bici y viales para guaguas, taxis y vehículos privados; en este caso el proyecto lo realizará la Autoridad Portuaria.

Ibarra destacó que proyecto permitirá «seguir acercando» el Puerto a la ciudad. El presidente de la Autoridad Portuaria añadió que a este espacio libre se añadirá el gran parque tienen previsto realizar de manera conjunta con el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria una vez se haga efectivo el traslado de las naves de Cruz Roja y del Programa Mundial de Alimentos (PMA), lo que hará «tener una estampa idílica de la unión de puerto ciudad».

El presidente de los Puertos de Las Palmas aclaró que los trabajos que lleve acabo Global Ports no interferirán en demasía con la operativa de las navieras, los cruceristas están siendo atendidos en carpas provisionales. «Habrá inconvenientes pero se minimizarán, lo principal es darle al crucerista una estación de primer nivel», apostilló. Una vez esté finalizada, la concesionaria podrá trabajar con hasta tres embarcaciones a la vez. De hecho, el modelo a seguir es el de ciudades referente como Barcelona o Málaga.

Compartir el artículo

stats