Carnaval de Las Palmas

Una reina empoderada

‘Influencer’ y estudiante de psicología, la reina del Carnaval quiere visibilizar la lacra de la violencia machista y reclama más recursos para tratar las enfermedad mentales

T. G. S.

A la tercera va la vencida. Lola Ortiz Duque (Fuerteventura, 1990) consiguió el pasado viernes ser coronada Reina del Carnaval de Studio 54, algo que intentó en su isla natal cuando era una niña y luego a los 22 años. Tras sobrevivir a una dura de experiencia de abuso, esta influencer y estudiante de psicología se propone visibilizar la lacra de la violencia de género, sobre la que está escribiendo un libro.

De alma carnavalera, Lola Ortiz Duque soñó desde muy pequeña con ser reina de las fiestas.

El pasado viernes consiguió convertirse en la reina de la corte de Studio 54 tras desfilar envuelta en una fantasía de rojo fuego, plata y plumas negras de la que emergía como una guerrera plena de energía y fuerza que encandiló al jurado y al público.

«Le dedico el premio a Luis, un amigo muy especial que se quitó la vida y que está conmigo en todos lados»

«Me había presentado dos veces en Fuerteventura, una cuando tenía nueve años y luego cuando tenía 22. Y esta tercera vez me ha llegado con toda la madurez, el empoderamiento, las ganas y la fuerza», aseguraba este sábado a los medios, tras recibir la corona de reina y agradecer a sus diseñadores Sergio León Ortega y Josep López Martí, los que la convencieron para que se presentara como candidata de Tapicería Peñate.

   La fantasía, denominada Perfidia de amor tiene que ver, en palabras de Ortiz, «con el desamor, ese amor imposible que todos hemos vivido alguna vez. Es cierto que tiene mucho que ver con mi vida, con lo que yo he vivido, con convertir las tristezas en alegría y la rabia, el dolor y el sufrimiento en algo maravilloso, en un aprendizaje y en amor».

La influencer y estudiante de Psicología dedicó el premio a Luis, una persona muy especial en su vida. «Era un amigo con el que estaba empezando una relación, que se quitó la vida. Cada vez que me paso algo importante, se lo dedico porque siento que está aquí conmigo. Es como un talismán. Era una persona muy buena y muy pura y me llena muchísimo. Siempre pienso que está conmigo en todos lados».

«Estoy escribiendo un libro sobre la violencia de género que yo he sufrido, con el que intento ayudar a las víctimas»

La muerte de su amigo la ha sensibilizado con la necesidad de visibilizar el suicidio y las enfermedades mentales. Ha superado su encontronazo con la violencia machista a base de sesiones de terapia y de hablar sobre el asunto. Su compromiso y deseo de ayudar a otras mujeres que han pasado por lo mismo la ha llevado a ecribir un libro sobre el asunto y a estudiar psicología. Influencer con miles de seguidores, Ortiz aprovecha su condición de personaje público para intentar ayudar a las mujeres víctimas de violencia de genero.

Se trata de algo que le toca muy adentro, que se evidencia en su apasionamiento cuando menciona el asunto, de la misma manera que se indigna cuando critica la falta de medios en la sanidad pública para atender las enfermedades mentales. «Es indignante el caso del chico que fue a Urgencias y se tiró por un balcón, después de que le dieran cita para dentro de un año», exclama.

 Ahora está escribiendo, añade, «un libro en el que hablo un poquito de la violencia de género que yo he sufrido. Es autobiográfico y con el libro intento ayudar a cualquier mujer que ha pasado por esta situación para que no se sientan solas ni avergonzadas. Hay que darle visibilidad, que no sea algo de lo que no se pueda hablar por vergüenza». 

‘Realities’

Según la flamante reina, es necesario hablar del maltrato para que las mujeres «no se sienten atrapadas y encerradas o culpables, cuando son víctimas. La gente lo ve como algo superlejano. Si no te pasa a ti parece que no va contigo la cosa. Pasa igual con los suicidios».

Volviendo a la fiesta carnavalera, Ortiz se muestra encantada con su título. «La verdad es que es todo un honor poder representar a Gran Canaria. Tenemos un Carnaval magnífico, una fiesta maravillosa que todo el mundo tiene que conocer».

«Mi fantasía tiene mucho que ver con mi vida, con convertir las tristezas en alegría y el sufrimiento en algo maravilloso»

Vivió varios años en Madrid, donde trabajó en varios realities, como Mujeres y Hombres y Viceversa y Supervivientes, una etapa que considera cerrada. «Me cansé de la tele. Si fuera algo relacionado con la psicología en lo que pueda aportar algo, sí, pero no puedo seguir exponiendo mi vida personal», sostiene. Tras su etapa en Madrid se compró una casa en Arucas. «Me apetecía vivir en Gran Canaria».

Nada más conocerse su triunfo en la Gala de la Reina recibió las felicitaciones de sus amigos, entre ellos algunos influencers conocidos como Amor, Anabel Pantoja.

Manifiesta que tiene que buscar un hueco, en medio de las obligaciones de su reinado, para disfrazarse. «Yo necesito disfrutar de los Carnavales. Es imposible no salir al Carnaval. Todavía no tengo muy claro el disfraz porque a mí me gusta salir con mi grupo de amigos de toda la vida todos disfrazados iguales y estamos decidiendo todavía», aclara.

Suscríbete para seguir leyendo