El Ayuntamiento lleva a pleno de nuevo el pago de 13,2 millones a Emalsa por la tasa de depuración

La alcaldesa desbloquea el abono de una deuda que ponía en peligro la salud financiera de la empresa que gestiona el servicio de agua en la ciudad

El Gobierno municipal de Las Palmas de Gran Canaria lleva de nuevo al pleno extraordinario que se celebra este jueves, para aprobar el proyecto de presupuestos de 2024, un expediente extrajudicial de crédito para abonar a Emalsa 13,27 millones, en cumplimiento de una sentencia que obliga al Ayuntamiento a abonar dicho cantidad por la no actualizar la tasa de depuración desde enero de 2017 a diciembre de 2021.

El pleno aprobó el 21 de noviembre de 2022 la misma modificación de crédito, pero la Intervención General bloqueó el pago, al mostrar su disconformidad con la propuesta, y más de un año después la deuda continúa sin ser abonada, lo que generará aún más intereses de demora, que seguramente reclamará la compañía del agua.

La sentencia, que obliga al Ayuntamiento a pagar a la empresa mixta un total de 13.270.141,26 euros, fue dictada el 19 de junio de 2020 por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 6, que fue confirmada posteriormente por el TSJC el 13 de mayo de 2021 y declarada firme mediante decreto el 30 de junio de 2021.

La tramitación vuelve de nuevo al pleno después de una resolución dictada el pasado 23 de noviembre la alcaldesa Carolina Darias en la que se levantó el reparo de la Intervención. Posteriormente, la Junta de Gobierno acordó el pasado 27 de noviembre la actualización de la tasa para el periodo comprendido entre 2017 y 2021, en cumplimiento de la sentencia.

Emalsa acudió a los tribunales ante la negativa del Ayuntamiento capitalino a actualizar la tasa de depuración, que pagan los usuarios porque va incluida en el recibo del agua, pero este permanece congelado desde hace 14 años. Con la decisión del pleno, la alcaldesa desbloquea el abono de una deuda que ponía en peligro la salud financiera de la empresa que gestiona el servicio de agua en la ciudad

Suscríbete para seguir leyendo