La familia de uno de los desaparecidos en El Confital: "Estamos destrozados, no saber qué pasó es aterrador"

Los familiares de Yassine y Alejandro, de 16 y 17 años, a los que se les perdió la pista el viernes al ir a pescar, piden colaboración ciudadana: "Si alguien vio algo que avise a las autoridades"

«Ojalá vuelvan a casa»

Búsqueda de Alejandro y Yassine en El Confital

Yassine y Alejandro quedaron el viernes a las ocho de la mañana para adentrarse en El Confital con el objetivo de pescar. Tres días han pasado desde que los jóvenes, según apunta la investigación, llegaron al extremo norte, en la zona militar de La Hondura, y la pista se les perdió. Nada se sabe desde entonces de los dos amigos, de 16 y 17 años, de los que solo se han recuperado las cañas y los teléfonos móviles.

"Era la primera vez que Yassine iba a pescar", dice a LA PROVINCIA/Diario de Las Palmas su hermana mayor, Hasna. El viernes ella estaba en Alemania cuando recibió varios mensajes de su madre, preocupada, porque llevaba horas sin saber nada del joven. Habían quedado para comer, los padres de Alejandro habían ido a recogerlos a Las Coloradas, pero los amigos no se presentaron y las alarmas saltaron. "Mi madre me dijo que, por favor, buscara información, que no conseguía localizarlo, que no sabía nada de Yassine y no lo encontraba", explica, con la voz entrecortada.

A las siete de la tarde, tras casi cuatro horas de búsqueda familiar, contactaron con la Policía. El dispositivo se puso en marcha solo quince minutos más tarde, dando como resultado el hallazgo de las cañas de pescar y los teléfonos móviles de los menores en La Hondura, al parecer, el enclave que otros allegados les habían recomendado para pescar.

 "Las dos familias estamos destrozadas, no saber qué pasó esa mañana del viernes es aterrador", afirma Hasna. Por ello, pide colaboración ciudadana. "Si alguien sabe algo, si alguien vio algo ese día en El Confital, por favor, que se ponga en contacto con las autoridades".

Yassine, uno de los menores desaparecidos en El Confital, con su hermana mayor, Hasna.

Yassine, uno de los menores desaparecidos en El Confital, con su hermana mayor, Hasna. / LP / DLP

Hasna aterrizó ayer desde Alemania para dar consuelo a sus padres y estar presente en las tareas de rescate. "Cada día que pasa es una eternidad de preocupación y confusión. No entendemos nada. Los hemos buscado por todos los lados, estamos haciendo lo que sea necesario para encontrarlos. Y hasta ahora, todo ha sido en vano. Lo peor es el silencio, no saber nada, no poder averiguar qué ocurrió", confiesa la joven.

La familia mantiene vivas las esperanzas de hallarlos con vida, y abiertas todas las hipótesis,  pero son conscientes de que el tiempo, en este caso, juega en su contra. "Aunque Yassine tenía 16 años era muy maduro. Y por lo que sabemos de Alejandro, también. Por eso no entendemos cómo llegaron a una zona tan peligrosa, cómo se pusieron en riesgo por pescar", añade Hasna: "Yo siento que sigue con nosotros, no siento que se haya ido. Sé que está en algún sitio y aparecerá. Quizá están a salvo en algún lugar". La principal línea de investigación de la Policía (y las familias lo saben) se centra en que una ola los sorprendió y cayeron al mar e, incluso, que uno de ellos cayó y el otro se precipitó al intentar ayudarlo.

Pero pensar que volverán es lo único que da fuerzas a los familiares para seguir adelante y no desfallecer. Desde hace tres días, ninguna de las dos familias se mueve de Las Coloradas. Atentos, sin perder detalle, miran al mar en busca de respuestas. "Era inteligente, feliz, positivo. Con las metas claras. Un chico de 16 años pero maduro, enfocado en su futuro, en sus estudios y en el fútbol", cuenta sobre el joven su hermana. 

Yassine llevaba seis años en el Unión Viera y, antes, había pasado por la Unión Deportiva Las Palmas. "Buen hijo, buen hermano y buen amigo. Todos sus amigos están rezando para que él vuelva con vida. Sano y salvo. Y para mí, Yassine era mi vida. Daría la vida por él", concluye la joven.

De Alejandro, de 17 años, dicen lo mismo sus amigos. «Van a volver, creemos en ellos y sabemos que son fuertes» y «no tarden en venir que les estamos esperando» son solo dos de los mensajes que invaden las redes sociales de los chicos.

Labores de rescate

Esta mañana, el multitudinario equipo de rescate, que busca "desde el amanecer hasta el ocaso" a los adolescentes por tierra, mar y aire, volvió a ponerse en marcha. Participan en él, por tercer día consecutivo, Salvamento Marítimo, Guardia Civil, Policía Portuaria, Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria, Bombero, Grupo de Emergencias y Salvamento (GES) y Policía Nacional.

Los equipos de rescate, en la zona de El Confital en la que se busca a los dos menores

Los equipos de rescate, en la zona de El Confital en la que se busca a los dos menores / Efe

 "Sin ellos sería todo más difícil", agradece Hasna el trabajo y la dedicación de los servicios de emergencias, y ruega: "Solo pido que puedan seguir investigando hasta saber qué pasó". Y así lo seguirán haciendo.

Los efectivos han situado en La Isleta un puesto de mando avanzado para coordinar las tareas, pero las condiciones climatológicas no facilitan las labores de rescate. El Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Comandancia de Las Palmas está realizando una vigilancia activa desde tierra, esperando la posibilidad de sumergirse cuando reviertan los fenómenos costeros adversos. Por el litoral, la Guardia Civil continúa la búsqueda con una embarcación del Servicio Marítimo Provincial.