Un jardín para Canarias en la nueva exposición del pintor Fernando Álamo

El Corte Inglés despliega tres lonas en los centros que tiene en Canarias para felicitar la efeméride

Además, se puede visitar su exposición en la Sala Ámbito Cultural hasta el 22 de mayo

Han sido obra del premio Canarias de las Bellas Artes Fernando Álamo

Exposición de Fernando Álamo en Ámbito Cultural de El Corte Inglés.

La Provincia

Una gran lona en los tres Corte Inglés de Canarias felicita al Archipiélago por su Día, y lo hace de la mano de uno de los artistas más destacados de las Islas, como es el Premio Canarias de las Bellas Artes Fernando Álamo. Además, el escaparate del centro comercial se ha llenado de color, vida y flores con la obra del artista, lo cual es una antesala para los cuadros que se pueden visitar en la sala del Ámbito Cultural hasta el 22 de mayo de 09.30 a 21.30 horas.

Es el segundo año que las lonas decoran los tres centros comerciales del Archipiélago en Tres de Mayo, Mesa y López y Siete Palmas, aunque es la primera vez que el artista presenta una exposición gratuita con sus cuadros. Su obra ha sido expuesta en multitud de espacios artísticos destacables como en la Galería Santo Ficara de Florencia, la Galería Estampa de Madrid, la Pascal Retelet de Bruselas, la Andreas Bastian de Múnich, en la Jesusalem Artist House de Israel, el Convento de San Francisco de Asís en La Habana, en los Museos Sofía Imbert o el Museo Jacobo Borges de Caracas, entre otros. «Lo más importante de las colaboraciones de este tipo es que alguien pase por la calle y por lo menos se interese mínimamente por algo que le llama la atención yo creo que ya es algo positivo», apunta.

Una lectura conjunta

La obra ‘Una flor para Canarias’ está pensada para tener una lectura conjunta tanto la lona, el escaparate como la exposición en la Sala Ámbito. El autor explica que es un canto a la exuberancia de la vida y una forma de agradecimiento. Pertenece a una época suya en la que desde hace algunos años ha fijado la mirada artística en las flores.

Los cuadros los comenzó en un viaje a Alemania donde esbozó los primeros dibujos, y al llegar a la capital grancanaria los digitalizó, trabajó con ellos en el ordenador para reproducirlos digitalmente y conseguir el resultado. En la Sala Ámbito una de las paredes está colmada de grandes lienzos con estos dibujos digitalizados entre los que destacan la superposición de flores de diferentes colores y formas. Al otro lado, cuadros más pequeños también de vegetación lograda con tinta negra. En ambos coinciden los patrones de las flores negras hechas con tinta que logran realzar aún más los patrones coloridos. «Realmente todo funciona como un conjunto que desarrollas y esperas que la lectura sea lo más coherente y amplia posible», comenta Álamo.

Año de renovación

El autor no considera que se haya inspirado en ningún sitio en específico sino que el trabajo constante es el único mérito más allá de las musas. «La inspiración ya lo decía alguien que no te pesca si no te pilla trabajando», afirma. Y lo más difícil es enfrentarse al lienzo en blanco, que el pintor asemeja con la sensación de «lanzarse al vacío». «Es como tener delante un lienzo inmenso mentalmente y que no sepas por dónde tirar y por dónde empiezas», asegura. Por ello, nunca planea sus obras de antemano sino que se sienta y deja correr la creatividad.

Para el próximo año El Corte Inglés volverá a lucir la lona nuevamente, y será el tercer año de colaboración. Sin embargo, el artista no sabe qué obra planteará en 2025. «Este año no tenía demasiado claro por dónde iban a ir los tiros, hay un componente que yo creo que es interesante sobre todo porque la campaña es ‘Una flor para Canarias’ coincidiendo con la celebración del Día de Canarias, yo sí insistí en que la obra que desarrolle tenga que ver de alguna forma con el concepto con la flor», destaca.

Expresar al público

Para el escaparate el artista se ayudó de la experiencia en sus anteriores trabajos en escenografía teatral. «Para un escaparate hay que pensar que es en tres dimensiones porque estamos hablando ya de profundidad, de alto, de ancho y el concepto cambia totalmente», explica. Es un escaparate que atrae miradas porque es un espacio lleno de vida.

Para Álamo no es tan importante las figuras que dibuja como aquellos sentimientos que despierta: «Lo importante es que intentes que eso te diga algo para que pintes lo que pintes seas capaz de transmitir, por lo menos, un cierto interés o emoción a la persona que ve la obra». Los sentimientos que transmite ya están en cada uno de los espectadores, lo único que está claro es que este homenaje a las Islas despierta la curiosidad de clientes y viandantes.

Suscríbete para seguir leyendo