Del Risco de San Nicolás a la Junta del Distrito Centro

Los niños y niñas del proyecto ‘A Pie de Risco’ asisten a la reunión para solicitar más espacios peatonales o papeleras y un pipicán

Los niños y niñas de ‘A pie de Risco’, ayer, en la Junta del Distrito Centro.

Los niños y niñas de ‘A pie de Risco’, ayer, en la Junta del Distrito Centro. / La Provincia.

La Provincia

La Provincia

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria celebró ayer una sesión de la Junta Municipal de Distrito Centro que ha contado con la participación de un grupo de niños y niñas del proyecto ‘A Pie de Risco San Nicolás’, que presentaron un conjunto de propuestas para mejorar su barrio.

Así, los menores, con edades comprendidas entre los 7 y 11 años –y que representan a más de 65 niños y niñas que asisten a las actividades de tarde del proyecto– tomaron la palabra en la parte final de la junta, destinada a la participación ciudadana, tras haber asistido al resto de la sesión, en la que los vocales del grupo de gobierno y de la oposición debatieron cinco mociones sobre distintos asuntos relacionados con los barrios del distrito.

El concejal y presidente del Distrito Centro, José Eduardo Ramírez, explicó que «con esta iniciativa tratamos de realizar una aproximación amable de los más pequeños a la política municipal, haciéndoles partícipes de las decisiones que se toman y afectan a sus barrios, y demostrando cómo, a través del debate y la negociación, los distintos partidos llegan a acuerdos con el fin último de mejorar la vida de la ciudadanía».

«Hoy, estos niños y niñas han sido los protagonistas del órgano municipal más pegado a los barrios, la Junta de Distrito, y han podido presentarnos directamente sus propuestas, muy ligadas a la infancia, que las distintas áreas del Ayuntamiento tratarán de llevar a cabo en los próximos meses en el Risco de San Nicolás», aseguró Ramírez.

Así, los participantes del proyecto elevaron sugerencias de mejora de su entorno como la instalación de más papeleras, la creación de un espacio habilitado para el paseo de mascotas (pipicán), más elementos de sombra o el ensanchamiento de las aceras de determinadas calles del barrio, con el objetivo de mejorar el tránsito peatonal de los vecinos y vecinas.