La batalla de una madre en busca de justicia: "Si se hubieran tomado medidas mi hija estaría con nosotros"

La joven Lía Dorta falleció tras caer de un muro a seis metros de altura en Valverde, El Hierro

La familia asegura que su muerte era evitable porque la zona no estaba señalizada a pesar de su peligrosidad 

Lía Dorta falleció tras caer de un muro de seis metros de altura en El Hierro

La Provincia

Lía Dorta Frías se fue unos días de vacaciones con sus amigos a El Hierro en 2022. En la madrugada del 24 de julio habló con sus padres por última vez a la una de la mañana, dos horas después falleció en Valverde en un trágico accidente. Tenía tan solo 20 años, residía en La Isleta y estaba estudiando un doble grado de Traducción, Interpretación y Turismo en la ULPGC como una de las alumnas más aplicadas. Tras su fallecimiento, su familia se ha volcado en un proceso judicial para esclarecer la responsabilidad de lo ocurrido y buscar justicia. «No dejo de pensar que si se hubieran tomado medidas mi hija estaría aquí con nosotros», lamenta su madre, Maite Frías.

Lía fue a un bar de Valverde a disfrutar de la noche con sus amigos y antes llamó a su madre para contarle sus planes. «Era muy buena niña e hija, nos lo contaba todo y tenía mucha confianza con nosotros hasta los amigos se sorprendían», asegura. Además, era un día especial, ya que celebraban el aniversario de boda de sus padres, una ceremonia de la que fue testigo la propia joven. El grupo de amigos se encontraba en los aparcamientos de la calle San Francisco cuando Lía decidió apartarse para hacer sus necesidades. El lugar, que es habitualmente utilizado para botellones, no cuenta con baños, por lo que la joven decidió ir a una zona con menos luz en busca de privacidad. La falta de iluminación y de vallas de seguridad provocó que no se percatara de una zanja que dividía el muro con una rampa de bajada y cayera a una altura de seis metros. 

Una imagen de Lía Dorta.

Lía Dorta Frías. / Cedida por Maite Frías

Dos accidentes

No era la primera vez que pasaba, hacía cinco meses Yeray Morales se precipitó por este mismo lugar, lo que le ocasionó daños en la mandíbula y el hombro, aunque sobrevivió. Tras el segundo accidente, las autoridades vallaron la zona para evitar nuevos percances. «Después sí lo vallaron, es decir, que han reconocido que aquello estaba mal, no entiendo por qué no lo hicieron cuando Yeray y así a mi hija no le hubiera pasado nada», denuncia Frías.

La familia interpuso una demanda por homicidio imprudente con el objetivo de que el caso fuera investigado. Al comenzar con los trámites los abogados tuvieron que recurrir para reabrirlo, ya que había sido archivado sin una investigación previa. «Los abogados dicen que no se explican cómo no ha habido investigación si hubo un fallecimiento», apunta Frías. «Nosotros presentamos un acta notarial donde daba fe de cómo estaba todo cuando sucedió. Presentamos un informe de un arquitecto que es perito judicial donde se ven todas las fotografías con medidas de muros, con todo lo que incumplía y no ha servido de nada», añade. El Juzgado de Valverde desestimó la causa y recurrieron a la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife. En este último recurso la Audiencia tampoco le dio la razón a la familia, ya que consideran que Lía fue bajo su propia voluntad, y, por tanto, asumió los riesgos. 

"Yo lo que pido es justicia y que haya un culpable"

Su madre asegura que con la falta de luz era imposible que se percatara del hueco existente y la altura de los muros era insuficiente para evitar la caída. «También presentamos el atestado de la policía donde dice que aquello estaba sin iluminación ni señalización, también el nombre completo del chico que se había caído y de nada sirvió porque ni lo llamaron», comenta. «A Yeray no lo han llamado a declarar y al concejal de obras tampoco para que explique por qué se está incumpliendo con la normativa en toda la obra», añade.

Lugar del accidente en Valverde.

Lugar del accidente en Valverde. / LP/DLP

Esa rampa fue construida por el Ayuntamiento de Valverde durante las obras de construcción de las vías San Juan y San Francisco en 2017. Los trabajos consistieron en la canalización de los servicios de agua, electricidad, telefonía y la evacuación de aguas fecales, además de la construcción de aceras, la pavimentación y la habilitación de plazas de aparcamiento, según informó el Consistorio. La familia denuncia que la administración señaló la finalización de las obras a falta de labores de pintura, señalización e instalación de iluminación, pero afirman que esos trabajos «nunca se llevaron a cabo».

Sin posibilidad de recurrir

La sentencia no se puede recurrir, ni tampoco pueden reabrir el caso a no ser que presenten nuevas pruebas. Por ello, la madre ha publicado una página para recoger firmas, que a fecha de hoy cuenta con 1.622. También pretenden tomar en cuenta el testimonio de Yeray Morales como una prueba más. Morales también tiene una causa abierta por lo civil y lo penal debido a las graves lesiones sufridas, aunque por ahora todavía no hay resolución. «Lo que no entendemos es que nuestra causa esté cerrada y la de él aún esté abierta cuando en mi caso mi hija ha fallecido», asegura.

El lugar del accidente de noche.

El lugar del accidente de noche. / LP/DLP

Frías explica que no presentará las pruebas hasta que el caso de su hija salga a la luz para crear conciencia. «No quiero que las pruebas vayan a saco roto porque con todo lo presentado si no se ha hecho nada entonces yo no quiero presentar más pruebas, porque deben tomar conciencia de que esto no puede quedar así», destaca.

La mujer aclara que no busca una indemnización, sino que recaiga la responsabilidad sobre el culpable. Estos últimos años han sido duros para la familia, el pasado mayo la Audiencia dictaminó su parecer y desde entonces han revivido todo lo sucedido, por su parte, Frías confiesa que «está mucho peor desde entonces». «Yo lo que pido es justicia y que haya un culpable porque si hubiera sido un particular seguro que las cosas hubieran sido de otra manera, pero como es un organismo público lo quieren tapar todo», apunta la madre.