Los contratos vencidos del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria aumentan la deuda con proveedores a 77 millones de euros

El Ayuntamiento asegura que los centros gestores ya disponen del crédito necesario para tramitar 57 millones para hacer frente al saldo de la cuenta 413

Oficinas municipales del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria.

Oficinas municipales del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria. / ANDRÉS CRUZ

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha visto aumentada la deuda a proveedores en la cuenta 413 de contabilidad pública, en la que se registran las obligaciones pendientes aplicadas al presupuesto al final del ejercicio, a casi 77 millones de euros. Este saldo, lastrado en gran parte por los contratos vencidos, es a fecha del 31 de abril.  

Este dato lo aportó el coordinador general de Hacienda, Contratación y Patrimonio del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, David Carlos Gómez, a preguntas del Partido Popular sobre el estado actual de esa cuenta en el marco de la comisión de pleno de Gestión Económico - Financiera y Especial de Cuentas de junio.

El objetivo, según el coordinador de Hacienda, es que la deuda municipal tienda a cero

El coordinador adelantó que los centros gestores ya disponen del crédito necesario para tramitar 57 millones de euros en obligaciones de este tipo, y añadió que «al final del ejercicio haremos un esfuerzo mayor del que se ha hecho en otros años para realmente depurar esta cuenta». Gómez explicó que el objetivo «es que la deuda comercial tienda a cero, igual que como tenemos la financiera».

El concejal de Hacienda, Francisco Hernández Spínola, explicó que al llegar al Gobierno la cuenta 413 tenía una deuda de 110 millones de euros, después de la ejecución del presupuesto de 2023 se bajó prácticamente a la mitad, aproximadamente 55 millones, y como consecuencia de las incorporaciones de facturas se pasó a 97 millones, «ahora hemos bajado 20 millones, hasta el día 30 de abril. Se aprobó el crédito extraordinario de 57 millones para enjugar esa cantidad de reducción de la cuenta 413, y una vez que tienen ya el crédito, que está distribuido entre los diferentes servicios del Ayuntamiento, en los próximos meses vamos a reducir una cantidad muy importante». Spínola señaló que la dinámica del manejo de esa cuenta es la reducción por el trabajo intenso que quieren hacer en este ejercicio.

El Partido Popular recordó que el Consistorio tiene 400 millones de remanentes

Por su parte, el PP valoró negativamente los datos económicos aportados por el concejal responsable de Hacienda. En un comunicado, la portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento, Jimena Delgado, afirmó en relación con la deuda, que este dato «contrasta enormemente con el dinero que tiene en sus cuentas el gobierno municipal, 400 millones de euros, fruto de los remanentes generados por la baja ejecución presupuestaria y que, en el primer semestre del año, han aportado a las arcas municipales más de seis millones de euros de ingresos por depósitos», y añadió que «no se entiende cómo, con 400 millones de euros en el banco, no se abonan las deudas que se tienen con los proveedores».

Intereses de demora

El Partido Popular también mostró su malestar porque el Ayuntamiento ha tenido que pagar, hasta el momento, en intereses de demora, pendientes de nuevas sentencias, cerca de un millón de euros «debido al impago en tiempo y forma de numerosas facturas fruto de la cantidad de contratos que hay en nulidad después de muchos años vencidos.

Spínola subrayó que el Ayuntamiento está haciendo un esfuerzo de reducción muy considerable, y señaló que el Gobierno municipal ha hecho «una cosa inédita», que es alcanzar acuerdos con los acreedores del Ayuntamiento para suspender los intereses de demora «en cantidades millonarias» a través de unos acuerdos que han consistido en pagarles comprometiéndose a hacerlo en las fechas que se acuerden. 

El edil aseguró que el trabajo que se está realizando «está en la buena dirección, aunque tenemos que seguir mejorando», y añadió que el Ayuntamiento tiene el propósito de licitar el expediente de la contratación electrónica, «que es fundamental para la modernización».

Suscríbete para seguir leyendo