La gratuitidad, la Metroguagua y el turismo a debate en la nueva movilidad de Las Palmas de Gran Canaria

La Real Sociedad Económica acoge una charla sobre el futuro del transporte en las ciudades

De izquierda a derecha Julio Rodríguez, Gemma Tor, Joaquín Díaz, Miguel Ángel Rodríguez y Juan Carlos Martín.

De izquierda a derecha Julio Rodríguez, Gemma Tor, Joaquín Díaz, Miguel Ángel Rodríguez y Juan Carlos Martín. / José Carlos Guerra

La Provincia

La Provincia

«La gratuitidad nos ha estresado como empresa, pero creo que hemos cumplido con las exigencias», aseguró el director general de Guaguas Municipales, Miguel Ángel Rodríguez. El encargado de la empresa de transporte público asistió a una charla sobre los cambios de movilidad urbana en La Real Sociedad Económica de Amigos del País de Gran Canaria. Al coloquio también asistieron el consejero del Cabildo de Gran Canaria, Julio Rodríguez, la directora de Marketing de Guaguas, Gemma Tor y el catedrático de análisis aplicado de la ULPGC, Juan Carlos Martín. En el evento los asistentes discutieron sobre la Metroguagua, la incidencia del turismo en el transporte y la urgencia por cambiar el modelo predominante de coche por uno en el que el transporte público se convierta en una opción de calidad para los ciudadanos.

La Metroguagua es un tema recurrente e imposible de evitar en cuanto se habla de movilidad en la capital grancanaria. Rodríguez afirmó que este transporte conseguirá crear una red neuronal como la de los metros en la que será posible conectar toda la ciudad de forma eficiente. Una de las peticiones más habituales para la empresa es implantar nuevas líneas que lleguen a todos los núcleos. Sin embargo, Rodríguez detalló que desde 2013 llevan implantando un sistema de transbordo para que el sistema sea más efectivo, a pesar de que los usuarios tengan que tomar más de una línea. «Muchas veces es más rápido y más eficiente con este sistema», apuntó. Y a través de esta conexión de enclaves es donde, según Rodríguez, la Metroguagua jugará un papel esencial.

Un coste razonable

Este medio de transporte tardará algunos años en estar finalizado, a pesar de los constantes retrasos que ya acumula. Pero lo que más ocupa a la empresa en la actualidad es la gestión de la gratuitidad. Rodríguez tiene una postura clara en este aspecto, ya que considera que en algún momento tendrá que finalizar este incentivo porque para «valorar un servicio es necesario que tenga un coste razonable». El director de Guaguas consideró que la medida se tomó «excesivamente rápido» sin pensar si los efectivos estaban preparados para acoger a ese 30% de nuevos usuarios. Pero augura un futuro positivo si al implementar nuevamente un precio, pueden fidelizar a algunos de los viajeros que probaron el transporte público y observaron que les funciona.

En la década de los 70 un 5% de turistas recorría la Isla, en la actualidad es el 40% de visitantes

Rodríguez reconoce que no es la intención de la empresa «llegar a todos los sitios», y por lo tanto, no demonizan el coche privado como vehículo de transporte. Tampoco lo pretendió hacer el catedrático Juan Carlos Martín que reveló que él hace 30 años defendió en una conferencia el coche. Pero a lo largo del tiempo ha cambiado su percepción hasta valorar que las ciudades deben recuperar los espacios que ha tomado el vehículo privado para democratizarlos. Con este objetivo planteó la importancia de las ciudades de 15 minutos, en las que los barrios albergan todo lo necesario de los ciudadanos en distancias cortas andando. «Antes construíamos más carreteras porque queríamos llegar a los sitios más deprisa, pero estamos dando las ciudades a los vehículos y tenemos que cambiar ese ciclo porque cada vía nueva atrae más transporte inducido», destacó. Para ello, enfatizó que el método para llegar a ese cambio es una transformación de los hábitos de los ciudadanos hacia una movilidad blanda en la que caminar o la bicicleta sean los principales medios.

El aumento del turismo también ha traído consigo un aumento de movilidad. Esta es la teoría de Juan Rodríguez que expuso la diferencia entre el porcentaje de turistas que recorría Gran Canaria en los 70 -a penas el 5%- con el 40% de los visitantes que en la actualidad se transportan por la Isla en coche o guagua. Rodríguez apuntó que este incremento se ha debido en parte a la deslocalización de las estancias, ya que hace años el sur era el foco, pero en la actualidad la ciudad también acoge gran parte del turismo. «Hay un montón de turistas moviéndose y la fricción es algo que debemos tratar, debemos tener precaución, creo que podemos promocionar el destino, pero con ciertas precauciones», opinó.