Fiestas Fundacionales

El ajedrez vuelve para hacer cantera en la plaza de Santa Ana

Las Palmas de Gran Canaria recupera las míticas simultáneas en la plaza de Santa Ana con una apuesta por los jóvenes

Partida de ajedrez simultánea en la plaza de Santa Ana en Las Palmas de Gran Canaria

LP/DLP

El reloj marca poco más de las 12 y media del mediodía en la plaza de Santa Ana, en Vegueta. Alfredo Brito, maestro internacional de ajedrez, coge una silla y se sienta frente a un joven teldense que, a diferencia de él, lleva poco en este deporte donde prima el intelecto y la estrategia. Para ese momento ha derrotado a una docena de contrincantes, pero el que tiene en este momento frente a frente se le resiste. «Cometí un error y estuvimos a punto de quedar en tablas», apunta. Y es que, como buen profesor, se toma su tiempo, les deja espacio a los que están arrancando; hasta aprovecha para darles algún consejo en mitad de la jugada, «al final, se trata de animarlos para que aprendan, se diviertan, es nuestra labor», remarca.

Brito regresó este sábado a la plaza de Santa Ana para hacer cantera. Y no lo hizo solo. Regresar porque, cuando era un pibe, a comienzos de los años 70, participó en aquellas primeras míticas simultáneas que organizaba La Caja de Canarias a los pies de la catedral. Medio siglo han pasado de aquellos días y unas tres décadas desde que Las Palmas de Gran Canaria acogiera su última gran simultánea -aquella que batió un récord Guiness a lo largo de la calle Triana-. Pero el Ayuntamiento capitalino, de la mano de la Federación Insular de Ajedrez, ha decidido rescatar este año esta tradición en el marco de las Fiestas Fundacionales de la ciudad.

Preparados para 200 jugadores

La convocatoria de este sábado arrancó de manera discreta -la mitad de la plaza estaba ocupada por el escenario donde, por la noche, Olga Cerpa junto a los Sabandeños daría su concierto sanjuanero-. La Federación preparó la plaza para unos 200 jugadores, aunque finalmente se presentaron menos. No obstante, a pesar de que la imagen distaba de lo que muchos tenían en la retina -con la plaza repleta de mesas y tableros desde la Catedral hasta las Casas Consistoriales-, la Federación vio que hay cantera y afición y que todo es trabajarlo para los próximos años, «esperamos hacerlo un poco antes, coincidiendo con el fin de curso», apuntaron. La concejala de Deportes, Carla Campoamor, y el de Cultura, Adrián Santana, tomaron buena nota.

«Creemos que es necesario proteger el ajedrez, serán ellos los que pervivan este deporte», indicó Santana rodeado de jóvenes ajedricistas, algunos con apenas cinco o seis años. Campoamor, por su parte, precisó que este deporte «promueve valores como el respeto, la responsabilidad y la disciplina». La mecánica del evento fue la siguiente, cada diez jugadores, aproximadamente, un simultaneador mueve ficha. El contrincante no mueve la suya hasta la siguiente ronda; y así sucesivamente hasta que se resuelva la partida entre ambos.

Clases extraescolares

«Venimos a pasarlo bien y al final es un motivo para que los chicos demuestren lo que han aprendido durante el año», señaló Alejandro Uzcategui Rodríguez. En su caso imparte extraescolares en el CEIP Pepe Dámaso y en el Teobaldo Power, ambos en Las Palmas de Gran Canaria. Comenzó en esto del ajedrez «con ocho o nueve años», y aunque es joven y de Venezuela -lleva cuatro años en la Isla- «sé lo que fueron aquellas simultáneas, en el Club tenemos una foto grande de la época».

En su caso, logró ganarles a todos, «pero algunos se resistieron», y es que intentaba llevar «más o menos» cada una de las jugadas en su cabeza. «Al final se trata que muestren el potencial que tienen, este juego les ayuda a desarrollarse como persona», indicó, «una chica lo puso difícil, pero lo bonito fue que los padres se animaran también para jugar junto a sus hijos». Y es que la simultánea estaba abierta para todos los públicos; incluso, algunos locales y turistas que pasaban por la plaza se animaron a sentarse y jugar.

Partida simultánea de ajedrez en la Plaza de Santa Ana en las fiestas fundacionales

El ajedrecista Alejandro Uzcategui mientras mueve ficha en la simultánea. / Juan Carlos Castro

Karina Ambartsumova fue la única simultaneadora femenina de la jornada. Rusa de origen, lleva desde los cuatro años curtiéndose en el ajedrez. Ahora da clases online, es streamer y tiene un canal en Youtube -karinachess-. «Algunos lo pusieron difícil, me gustó la experiencia», matizó. Con una mirada firme, cada vez que pasaba por alguno de los jugadores que permanecían sentados -se enfrentó a 13- hacía un movimiento rápido sin titubear demasiado. Y es que, como decía, Uzcategui, «no puedes pensártelo mucho, porque puedes correr el riesgo de alargar la partida sin sentido».

Jugadores de Telde

Ambos comenzaron en esto del ajedrez desde niños. De ahí que Federación o Ayuntamiento tengan intención de fomentar este deporte en los colegios. Buena parte de los jugadores contrincantes eran de la escuela de Telde. Todos a juego con la camiseta del municipio, se estrenaron por todo lo alto en la simultánea. De hecho, esta iniciativa en la ciudad de los Faycanes existe desde hace solo dos años. Entre ellos, los hermanos Jordi y Ariadna Giro Díaz. Ella fue derrotada pronto; pero él, en cambio logró resistir. Y no contra un cualquiera. De los 13 contrincantes que tenía José García Padrón, quedó entre los cinco primeros de la fila. 

García Padrón no es un cualquiera en esto del ajedrez, él mismo participó en aquella primera mítica simultánea que organizó La Caja en Santa Ana allá por el año 1969. Vivió los años dorados de este deporte, cuando rebosaban la histórica plaza durante las décadas de 1970, 1980 y principios de los años 90. Campeón individual en 1983 y triple por equipo, este sábado tuvo una dura contrincante. Carla Sosa Suárez, galdense, de 22 años, y Maestra Fide. «Venía para simultanear, pero al final se sentó entre los jugadores», comentó, «quedamos en tablas, pero ella estaba más cerca de ganarme», reconoció.

Suscríbete para seguir leyendo