La suerte hace su visita anual con el Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad. Cada mañana del 22 de diciembre los españoles se reúnen en torno al televisor, se mantienen pendientes del teléfono móvil y de las noticias y esperan que todos los rituales llevados a cabo para ganar el Gordo den su resultado.

A lo largo y ancho de España existen lugares especiales donde cada jugador puede hacerse con su décimo y adquirir esa participación especial con la que lleva soñando todo un año. Elegir aquel décimo que contenga un número en concreto o que lleve la fecha de aquel día tan importante y mágico solo se puede hacer en los 6.800 puntos de venta y 4.100 administraciones de loterías que hay en España. 

Lugares preferidos de El Gordo en Canarias

Las hay que son conocidas por su gran suerte en la Lotería de Navidad, como es el caso Doña Manolita (Madrid), La Bruixa d’Or (Barcelona) o Lotería Ormaechea (Bilbao). El archipiélago canario ha descorchado botellas de champán para celebrar la suerte en la pedrea hasta en 42 ocasiones. Esta suerte ha hecho que lugares como El Tablero en San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria), la gasolinera Repsol en Granadilla de Abona (Tenerife) o La Chasnera, -también en la isla tinerfeña- sean conocidos como los más agraciados. Aunque también existen algunas administraciones que son conocidas por su raíz histórica

La pedrea lleva más de 200 años repartiendo magia cada Navidad, y eso “El timple dorado” lo sabe muy bien. Esta administración de lotería es la más antigua de Gran Canaria y se encuentra en el mercado de Vegueta, en Las Palmas.

El éxito de El timple dorado en la Lotería de Navidad

Fundada en 1936, El timple dorado es uno de los lugares que durante más tiempo ha repartido premios de lotería en las islas. Es tal su importancia para los clientes que el propio lotero, Antonio Robaina, declaró que cada año se acercaban emigrantes a la administración porque sus antepasados se encargaban de comprar allí los números. El año pasado no cayó el Gordo, pero sí el quinto premio con el 86.986.

La administración canaria comenzó a repartir suerte en la pedrea de 1970 con la Lotería del Niño, y ha continuado de la mano de la buenaventura en 1987, 2001, 2004, 2007, 2011 y con la Lotería Nacional de 2021. 

Las islas afortunadas cuentan con varias administraciones históricas. La de El Cristo de la Laguna en Aguere arrancó casi una década más tarde, en 1942.

En cuanto al territorio nacional, España cuenta con la Administración de Loterías Caruana, la más antigua de todas, en la ciudad valenciana de Sagunto.