El día de la Lotería de Navidad es un día lleno de ilusión donde todos los sueños se entrelazan en un mismo deseo: que el décimo adquirido sea galardonado con alguno de los premios del sorteo. El invierno está a punto de llegar y los dulces se amontonan en los carritos de la compra: el turrón, los polvorones, el panettone, el calendario de adviento… Ya no hay hueco para nada más -excepto, quizá, otro décimo, para atraer más a la suerte-; porque todos los españoles están hasta arriba de expectación. 

El Sorteo de Navidad lleva más de 200 años, como quien dice, “inaugurando” el periodo navideño en España, convirtiendo el sorteo en uno de los acontecimientos más importantes de todo el país. Probablemente lo sea, ya que por alguna razón se ha celebrado todos los años desde 1812 y el deseo en la pedrea no ha disminuido tan siquiera un ápice. 

La Lotería de Navidad, un acontecimiento histórico

La Lotería de Navidad es tan importante que no ha habido un año en el que no se haya celebrado. Ni siquiera cuando España estaba sumida en una Guerra Civil. Resulta inútil encontrar un sustituto para el sorteo navideño; ningún otro juego de azar de Loterías y Apuestas del Estado genera el mismo impacto en los españoles que la Lotería de Navidad. 

Hemos dicho que este sorteo se lleva celebrando anualmente desde hace dos siglos, y tantos años de historia han traído consigo varias curiosidades en torno a él. Una de ellas, que seguro no sabías, es que hubo un año en el que el Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad se celebró por partida doble. Es decir, que en un mismo año, coincidieron dos loterías, es decir, hubo dos Gordos.

1938, el año en que hubo dos Gordos de Navidad

Las posibilidades de llevarse a casa un pellizco de fortuna dorada aumentaron cuando en 1938 se realizaron dos sorteos simultáneos. España estaba sumida en plena Guerra Civil, y el país se encontraba dividido en dos zonas: la nacional, y la republicana. 

Los sorteos ordinarios de la lotería solían celebrarse en las capitales, dependiendo de la zona; Valencia, Madrid y Barcelona en la republicana; y Burgos y Sevilla en la nacional. En 1938 ambas zonas decidieron acoger el Sorteo Extraordinario, y la republicana Barcelona y la nacional Burgos fueron los lugares elegidos. El 22.655 y el 36.758 fueron los números agraciados en las dos pedreas.

¿Se repetirá la suerte este 2021 y el azar decidirá sacar el mismo número del Gordo que alguno de los de 1938? Lo comprobaremos el 22 de diciembre.