La fatiga y el cansancio aumentan el tiempo de reacción en carretera en más de un 86%