La policía ha descartado que el hombre buscado en relación con el tiroteo de Arizona esté implicado en el incidente, al comprobar que se trataba del taxista que transportó al autor de los disparos, según informa la prensa estadounidense.

La oficina del Sheriff del condado de Pima, en Arizona, localizó hoy al hombre que creía vinculado al atentando de ayer en un acto político en un supermercado de Tucson, en el que murieron seis personas y 14 resultaron heridas, entre ellas la congresista Gabrielle Giffords.

El hombre, del que se había facilitado una fotografía obtenida de una cámara de seguridad, fue interrogado sin que se formularan cargos, dado que se comprobó que no estaba relacionado con el caso.

Los investigadores han establecido que se trataba del taxista que llevó al sospechoso de haber cometido el tiroteo, Jared Loughner.

La confusión se dio porque tras la carrera en taxi, el joven dijo no tener cambio y ambos entraron juntos en el supermercado para cambiar moneda. Al finalizar salieron juntos y se separaron.

Hoy, las autoridades formularon los primeros cargos contra Loughner, dos por asesinato en primer grado y tres por intento de asesinato. Mañana está previsto que comparezca ante el juez.