La participación en los comicios presidenciales que se celebran hoy en Portugal se situó hasta el mediodía local (12.00 GMT) en el 13,4 por ciento, un 6 por ciento menos que en el mismo escrutinio de 2006, según informaron las autoridades electorales.

En una jornada de bajas temperaturas, portavoces de la Comisión Nacional de Elecciones (CNE) reconocieron a la radio lusa TSF que se trata de una afluencia "muy exigua", aunque explicaron que prevén una mayor participación en las próximas horas.

En las presidenciales de 2006, en las que fue elegido el actual presidente, el conservador Aníbal Cavaco Silva, la abstención total se situó en el 38,47 %.

Las dos últimas elecciones celebradas en el país, las locales y legislativas de 2009, tuvieron a las 15.00 horas GMT una afluencia del 45,3 % y 43,3 %, respectivamente.

Cerca de 9,6 millones de portugueses están llamados a las urnas para escoger el próximo presidente del país, un cargo sin funciones ejecutivas cuyas tareas principales son moderar, sancionar las leyes y convocar elecciones.

El actual jefe de Estado, Cavaco Silva, es el favorito en las elecciones, en las que compiten otros cinco candidatos, entre los que destaca el poeta y diputado Manuel Alegre, respaldado por el gobernante Partido Socialista (PS), segundo en intención de voto, de acuerdo con los sondeos.

Las urnas del país abrieron hoy a las 08.00 hora local en el Portugal y en el archipiélago de Madeira y cierran a las 19.00 horas, mientras que en las Islas Azores -una hora menos que en Portugal- cierran a las 20.00 horas GMT.