La Liga Árabe "está estudiando" una propuesta de mediación en el conflicto libio planteada por presidente venezolano, Hugo Chávez, confirmó a Efe el portavoz de esta organización panárabe, Hisham Yusef.

El portavoz de esta organización panárabe, Hisham Yusef, declaró hoy a Efe en El Cairo que "se están manteniendo consultas y todavía no hay una decisión que se haya tomado" sobre el asunto.

El Gobierno de Venezuela informó de que el líder libio, Muamar el Gadafi, y la Liga Árabe estudian la propuesta del presidente venezolano, Hugo Chávez, de crear una comisión internacional de países que pueda ayudar a poner fin al conflicto.

La propuesta de Chávez, según informaron fuentes oficiales en Caracas, implica el envío de una comisión de paz internacional que medie entre el régimen de Muamar al Gadafi y la oposición libia.

Según fuentes venezolanas citadas por la cadena catarí Al Yazira, la propuesta ha sido aceptada por Gadafi y ya ha sido tratada por el ministro de Relaciones Exteriores venezolano, Nicolás Maduro, con el secretario general de la Liga Árabe, Amro Musa.

Por su parte, el hijo del líder libio Muamar el Gadafi, Said el Islam Gadafi, rechazó la propuesta del presidente venezolano.

En una entrevista emitida por la cadena británica de noticias Sky News, el hijo de Gadafi manifestó no estar al tanto de la oferta venezolana, pero descartó con contundencia una eventual mediación internacional.

Los venezolanos, afirmó, "son nuestros amigos y les respetamos y nos gustan, pero están lejos y no tienen ni idea".

El ministro francés de Asuntos Exteriores, Alain Juppé, rechazó hoy la oferta de mediación de Chávez, y afirmó que "cualquier mediación que permita al coronel Gadafi sucederse a sí mismo no es bienvenida".

Al mismo tiempo, el jefe de la diplomacia británica, William Hague, se mostró menos tajante y dejó la puerta abierta a la propuesta de Chávez de crear una Comisión de Paz que medie en la crisis que sufre ese país norteafricano. No obstante, Hague recordó que a Chávez "no se le conoce por lograr consensos".

Por su parte, el jefe del Parlamento libanés, Nabih Berri, envió hoy una carta al presidente venezolano, Hugo Chávez, en la que califica a Muamar al Gadafi de "asesino" y asegura que sus crímenes "han traspasado las fronteras de su país".

La Agencia Nacional de Noticias del Líbano, en su nota, Berri, líder del partido chií Amal, dice que el líder libio "cometió un crimen contra el Líbano y la humanidad al hacer desaparecer al imán Musa Sadr y a dos de sus compañeros, el jeque Mohamad Yaakub y el periodista Abbas Bard, después de invitarlos a que visitara Libia".

El imán Sadr, jefe espiritual de la comunidad chií y fundador de Amal, desapareció junto a las otras dos personas en 1978 cuando visitaban Libia, y desde ese entonces las relaciones libio-libanesas se han deteriorado.