Una misión de la Unión Europea ha estado en Bengasi ayer y hoy para evaluar la situación en el este de Libia y ayudar a la planificación de la respuesta comunitaria, indicó la portavoz de la Alta Representante de la UE, Catherine Ashton.

La misión, que está volviendo a Bruselas, estudió la situación sobre el terreno en Bengasi (centro de la rebelión contra el líder libio, Muamar el Gadafi) y en la frontera libio-egipcia.

Su partida fue decidida por Ashton tras la cumbre de líderes de la UE que trató la crisis libia el viernes y después del envío de otra misión a Trípoli la pasada semana.

La misión estuvo encabezada por el director para Gestión de Crisis y Coordinación de Operaciones en el Servicio Europeo de Acción Exterior, Agostino Miozzi.

Siguen los bombardeosLa aviación leal al coronel Muamar al Gadafi volvió hoy a bombardear la ciudad de Ajdaviya, el principal nudo de comunicaciones al este del país, aunque no parece que sus tropas terrestres consolidasen el terreno ganado ayer en el puerto de Briga, a unos 60 kilómetros el oeste.Los aviones castigaron hoy las posiciones rebeldes, principalmente puntos de concentración de milicianos y las apresuradas defensas que ayer comenzaron a improvisar para asegurar el cierre del acceso a Bengasi, la capital rebelde y distante unos 150 kilómetros al oeste.Los rebeldes, que mantienen la confianza en lograr el derrocamiento del coronel Muamar al Gadafi, aseguraron hoy a través de su portavoz Mustafa Geriani, que habían retomado posiciones en Briga, donde murieron 25 brigadistas y 40 fueron hechos prisioneros.