Ahmed Yibril, portavoz del presidente del Consejo Nacional Transitorio (CNT) libio, Mustafá Abdelyalil, aseguró hoy a EFE que los rebeldes libios continuarán su lucha por un cambio de régimen en Libia incluso si Muamar el Gadafi "gana la guerra", lo que consideraron "muy improbable" en el momento actual.

"La lucha para desembarazarnos de las garras tiránicas del dictador proseguirá sean cuales sean las circunstancias", afirmó Yibril, quien confió en que el Consejo de Seguridad de la ONU apruebe hoy el establecimiento de una zona de exclusión aérea.

Contactado por EFE telefónicamente en Bengasi, el portavoz del presidente del máximo órgano de los insurgentes recalcó que la actual no es una guerra entre dos cuerpos militares sino la de "un pueblo que resiste ante el Ejército de un dictador".

"Incluso si Gadafi gana esta guerra, lo que es muy improbable en el momento actual, nosotros continuaremos combatiendo por todos los medios para arrancar a Libia de sus garras tiránicas", subrayó aunque no precisó el tipo de métodos que emplearían entonces para luchar contra el régimen.

Abdelyalil dimitió de su cargo como ministro de Justicia pocos días después de que se iniciase la revuelta popular en Libia el pasado 16 de febrero y se sumó a las filas de la rebelión pasando posteriormente a ocupar el liderazgo del CNT, máximo órgano de dirección de los rebeldes.

Su portavoz expresó hoy su deseo de que la comunidad internacional llegue a un consenso para el establecimiento de una zona de exclusión aérea en el país con el fin de impedir que las fuerzas aéreas de Gadafi "bombardeen a la población civil".

En este sentido, confió en que el Consejo de Seguridad de la ONU, reunido hoy en Nueva York, adopte una decisión de este tipo aunque señaló que, en ese caso, la medida no podría aplicarse antes de tres o cuatro días.

"Independientemente de una eventual decisión sobre una zona de exclusión aérea, nosotros tenemos que contar antes que nada y sobretodo con nuestros propios medios sobre el terreno", dijo.

Respecto a la dificultad de la reunión de ministros de Exteriores del G-8 ayer, martes, para llegar a un acuerdo sobre una medida similar, Yibril consideró que era "previsible" ya que "esos países construyen prioritariamente sus posiciones en base a sus intereses económicos y comerciales y no en el interés de los pueblos".

Periodistas desaparecidos

El diario estadounidense 'The New York Times' ha denunciado este miércoles que cuatro de sus periodistas han desaparecido en Libia tras haber estado informando sobre la situación en la ciudad de Adjabiya, recuperada ayer por las fuerzas leales al mandatario libio, Muamar Gadafi.

Los editores de la publicación han explicado que perdieron el contacto con sus reporteros ayer por la mañana (horario estadounidense).

El periódico ha asegurado que ha recibido informaciones indirectas que apuntarían que los cuatro periodistas habrían sido capturados por las fuerzas gubernamentales libias, informaciones que, según el editor del diario, Bill Keller, no han sido confirmadas.

"Hemos hablado con autoridades del Gobierno libio en Trípoli y nos han dicho que están intentando determinar el paradero de nuestros periodistas", ha explicado Keller. "Estamos agradecidos al Gobierno libio por su garantía de que si nuestros periodistas han sido capturados serán liberados sin demora e ilesos", ha añadido.

Los periodistas desaparecidos son Anthony Shadid, jefe de la delegación de Beirut (Líbano) y galardonado en dos ocasiones con el premio Pulitzer por reportajes en el extranjero; Stephen Farrell, periodista y camarógrafo que fue secuestrado por los talibán en Afganistán en 2009 y rescatado por comandos británicos, y los fotógrafos Tyler Hicks y Lynsey Addario, con amplia experiencia en Oriente Próximo y África.

"Sus familias y sus colegas en 'The Times' están buscando con preocupación información sobre su situación y rezando para que estén seguros", ha explicado Keller.

Las revueltas en el mundo árabe han convertido a esta región en una zona peligrosa para los periodistas. Durante las manifestaciones en Egipto que acabaron con el mandato de Hosni Mubarak, los periodistas fueron en varias ocasiones agredidos, acosados y detenidos. Dos reporteros del diario 'The New York Times' fueron entonces capturados y posteriormente liberados ilesos. La periodista de la cadena de televisión CNS, Lara Logan, fue víctima de una agresión sexual.

Por otra parte, el diario británico 'The Guardian' ha informado este miércoles de la liberación de su periodista Ghait Abdul-Ahad, detenido dos semanas antes por las autoridades libias en la localidad de Sabratha.

Abdul-Ahad fue capturado el pasado 2 de marzo junto a Andrei Netto, corresponsal del diario brasileño 'O Estado de Sao Paulo' --liberado hace una semana--, cuando ambos se encontraban en la localidad costera de Sabratha. Las autoridades les trasladaron a una prisión a las afueras de Trípoli.

El editor del diario 'The Guardian', Alan Rusbridger, ha agradecido la liberación del periodista. "Estamos encantados de que Ghaith haya sido liberado y se encuentre a salvo fuera de Libia. Estamos agradecidos a todos aquellos que han trabajado entre bastidores para ayudar a liberarle tras esta dura prueba", ha dicho.

De nacionalidad iraquí, Abdul-Ahad entró en Libia desde la frontera con Túnez y el último día en que el periódico británico tuvo contacto con él fue el de su captura. Corresponsal del diario 'The Guardian' desde 2004, ha informado desde países como Somalia, Sudán, Irak y Afganistán sobre historias de personajes comunes en zonas de conflicto.