Milicianos talibán han secuestrado este sábado a unas 50 policías en la provincia de Kunar, en el este de Afganistán, según ha informado la agencia de noticias Pajhwok citando fuentes policiales.

Los agentes se desplazaban en varios vehículos por la región de Tarnik, en el distrito de Chapa Dara, cuando fueron atacados por los talibán, ha explicado el jefe de la Policía afgana en Kunar, el general de brigada Jalilulá Ziaee. Vecinos de la zona han confirmado la información.

En un primer momento los policías lograron desarmar a un grupo de milicianos talibán con los que se cruzaron casualmente, pero les devolvieron estas armas en cumplimiento de una tregua en vigor en esa zona. Sin embargo, los agentes fueron posteriormente emboscados y capturados por un número aún mayor de combatientes rebeldes.

Los milicianos separaron a los policías en grupos pequeños que han distribuido por distintas ubicaciones, ha señalado Ziaee.

Un portavoz talibán, Zabihulá Mujahid, ha reivindicado este secuestro. "Hemos atacado a los policías en la región de Kandai del distrito tras perseguirles desde el distrito de Want Waigal, en Nuristán", ha afirmado Mujahid en declaraciones a Pajhwok.

Los policías capturados, ha señalado el portavoz talibán, solo son liberados cuando se aseguran de que no volverán a trabajar para la Policía. En cualquier caso, será el consejo talibán de la región este la que decida sobre su futuro, dijo.