El Consejo de Seguridad de la ONU ha aprobado este miércoles por unanimidad una resolución que contempla sanciones contra el gobernante de Costa de Marfil, Laurent Gbagbo, por su negativa a abandonar el poder.

Los quince miembros del máximo órgano internacional de seguridad votaron a favor de aprobar la resolución 1.975 propuesta por Francia y Nigeria, en la que imponen sanciones contra Gbagbo y su círculo de colaboradores más cercano, al tiempo que le piden que traspase el poder al ganador de las elecciones de noviembre, Alassane Ouattara.