Un portavoz de la ISAF admitió hoy a la cadena británica BBC que es "altamente probable" que la fuerza aérea de la OTAN ocasionara el ataque producido contra dos puestos de control paquistaníes de la conflictiva frontera afgano-paquistaní, que se saldó con al menos 24 muertos y más de una decena de heridos.

El general de brigada Carsten Jacobson dijo al citado canal público que la OTAN está investigando cómo se desarrolló el incidente ocurrido la pasada noche y envió sus condolencias a los afectados.

El Ejército paquistaní acusó hoy a las fuerzas de la OTAN de violar su espacio aéreo y matar a, al menos, 24 de sus soldados, y 13 heridos, según las Fuerzas de Seguridad, en un episodio poco habitual entre aliados acaecido en la frontera afgano-paquistaní.

Según las Fuerzas Armadas paquistaníes, helicópteros y aviones de combate de la misión de la OTAN en Afganistán (ISAF) lanzaron anoche un ataque "sin que mediara provocación" contra dos puestos de control paquistaníes de la región tribal de Mohmand.

El general Jacobson dijo a la BBC que en el momento de lo sucedido se encontraban en la zona una combinación de fuerzas afganas y de la OTAN cuando "se desarrolló sobre el terreno una situación táctica" de la que no dio detalles.

Este militar afirmó que entonces se requirió apoyo aéreo y "somos conscientes -dijo- de que es altamente probable que ello ocasionara víctimas".

El general de la ISAF señaló que para la OTAN es ahora una prioridad "averiguar qué ocurrió".

Por su parte, el jefe del Ejército, Ashfaq Pervez Kiyani, calificó la acción de "inaceptable" e "irresponsable" y dijo que sus tropas "respondieron de forma efectiva y en defensa propia" a los disparos de los aliados.