Centenares de opositores rusos fueron hoy detenidos en Moscú al intentar acceder a la sede de la Comisión Electoral Central (CEC), tras participar en un acto de protesta en contra de los resultados de los comicios parlamentarios del domingo.

Según la agencia oficial rusa Itar-Tass, los arrestados son más de 300, mientras que otras fuentes elevan sensiblemente esta cifra.

"Revolución", "Libertad" y "Nuevas elecciones", gritaban los activistas, mientras corrían para evitar ser apresados por los agentes antidisturbios, de acuerdo con las agencias locales.

La policía, equipada con escudos de metal, tuvo que cerrar el acceso a la plaza Lubianka, en cuyas inmediaciones se encuentra la CEC y también la sede del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB).

Otros manifestantes, en su mayoría jóvenes, cortaron durante varios minutos el tráfico rodado en una de las principales arterias de la capital rusa, lo que obligó a intervenir a las fuerzas del orden.

Entre los arrestados figuran el político opositor Iliá Yashin, que fue quien instó a los manifestantes a marchar hacia la CEC, el popular bloguero Alexéi Navalni y varios periodistas.

Las detenciones se produjeron tras el acto de protesta organizado por el movimiento opositor Solidarnost (Solidaridad) en el bulevar moscovita de Chistie Prudí, en el que participaron varios miles de personas.

"Rusia sin Putin", "Vergüenza" y "Putin, vete ya", corearon los congregados, entre los que se repartieron cintas con el lema "Partido de sinvergüenzas y ladrones", en alusión a la formación política Rusia Unida (RU), encabezada por el primer ministro, Vladímir Putin.

Diferentes líderes de la oposición no parlamentaria, que no participó en las elecciones legislativas al no poder registrar sus grupos como partidos políticos, se subieron al estrado para denunciar el supuesto fraude electoral cometido por RU.

Mientras, en San Petersburgo más de un centenar de personas fueron detenidas por participar en una protesta no autorizada en contra de los resultados de las legislativas, en las que RU logró por escaso margen la mayoría en la Duma (cámara baja del Parlamento ruso).