La concentración de la plaza Bolotnaya de Moscú ha concluido sin enfrentamientos entre la Policía y los manifestantes reunidos para denunciar el presunto fraude de las elecciones legislativas del pasado domingo, que dieron al partido Rusia Unida la mayoría absoluta de los escaños en la Duma o Cámara Baja del Parlamento ruso.

En la protesta han participado entre 25.000 y 30.000 personas, 50.000 según los manifestantes. Los organizadores, principalmente formaciones políticas extraparlamentarias, han convocado una nueva protesta para el próximo 24 de diciembre en la misma plaza, ubicada en el centro de Moscú.

Un dirigente del extraparlamentario Partido de la Libertad del Pueblo, Vladimir Rizhkov, ha proclamado en el acto central de la protesta, en la plaza Bolotnaya de Moscú, que más de 40.000 personas han participado en el acto y que 10.000 más se han concentrado en la plaza de la Revolución.

"¡Fuera Putin!" ha sido una de las consignas más repetidas durante la protesta, en referencia al actual primer ministro, líder de Rusia Unida y candidato a la Presidencia por esta formación, Vladimir Putin. También han coreado frases como "¡Elecciones libres!" o "¡Vergüenza!", según recoge la agencia de noticias RIA Novosti.

El puente de Luzhkov, uno de los puentes que comunican la isla donde se encuentra la plaza Bolotnaya con el resto de Moscú, se ha convertido en uno de los símbolos de la protesta, ya que desde el comienzo de los actos ha estado abarrotado de personas hasta el punto de que la Policía y los propios organizadores han instado a los participantes a no utilizarlo para evitar un posible derrumbe.

Los actos de protesta han sido convocados en todas las ciudades importantes del país y han contado con seguimiento desde el lejano oriente hasta el occidente de Rusia, desde Sochi a San Petersburgo, donde se habrían reunido unas 7.000 personas en la plaza de los Pioneros, según la Policía.