Un presunto terrorista ha muerto esta mañana en Qala-i-Naw (Afganistán) al estallar el artefacto explosivo que portaba por los disparos de agentes afganos que le han dado el alto a unos cientos de metros de la base española en la capital de la provincia de Badghis, han informado a Europa Press fuentes del Ministerio de Defensa.

Según han indicado las citadas fuentes, el incidente ha tenido lugar cuando agentes de la Policía afgana han dado dado el alto en el casco urbano de la ciudad a un hombre con una apariencia y actitud sospechosas.

En esos momentos, el hombre no se ha detenido y los agentes han abierto fuego contra él, lo que ha provocado que explotara un artefacto que llevaba y que ha acabado con su vida.

Según el Departamento dirigido en funciones por Carme Chacón, este suceso no ha alterado la tranquilidad en la base española, situada a "unos cientos de metros" de donde ha tenido lugar la explosión, y en cuyo interior se encuentra el aeropuerto de la localidad.

En Qala-i-Naw se encuentra desplegado el grueso del contingente español en Afganistán, que cuenta con alrededor de 1.500 efectivos en total. Está previsto que a principios de 2012 comience el repliegue de las Fuerzas Armadas en el país asiático, de acuedo a los planes establecidos por la OTAN, que lidera la misión.