La huelga de los empleados de seguridad franceses en los aeropuertos galos de este viernes, a la que están llamados unos 10.000 trabajadores de varias empresas, está creando interrupciones en el tráfico y cancelaciones en algunos aeródromos, como el de Roissy y Lyon-Saint Exupéry.

Según el Sindicato de Empresas del Aeropuerto (SESA, en sus siglas en francés), el 50% de los empleados está siguiendo el paro, informó el diario francés 'Le Monde'.

Concretamente, en el aeropuerto de Lyon-Saint Exupéry la huelga está siendo seguida aproximadamente por el 72% de los 400 agentes de seguridad del aeródromo.

De acuerdo con Denis Lefranc de Unsa Brinks, el 99% de los agentes de seguridad de este aeropuerto están en huelga, y dos de sus tres terminales están cerradas. El aeropuerto ha informado de que siete vuelos, cinco llegadas y dos salidas, han sido cancelados.

En el aeródromo de Roissy, se han registrado colas y aglomeraciones desde el amanecer, pero no hubo cancelaciones. Por su parte, Aeropuertos de París (ADP) ha tenido en huelga al 40% de sus trabajadores, aunque no ha habido impacto en los vuelos. Los aeropuertos de Lille Marsella, Montpellier y Niza no se han visto afectados hasta el momento.

"No estamos aquí para molestar a los pasajeros, sino para que los patronos escuchen nuestras reivindicaciones", aseguró una delegada de CGT, Daniele Hanrion.

Las empresas de seguridad que operan en los aeropuertos franceses son ICTS Francia, Securitas, Brink, Alyzia de seguridad, I Sec, Vigimark, Samsic, Serris y Securus.