Al menos 18 milicianos y cuatro soldados yemeníes han muerto este jueves por choques ocurridos a las afueras de la ciudad de Zinjibar, situada en la provincia de Abyan, en el sur del país, según han asegurado autoridades locales y fuentes médicas.

Un portavoz de la administración local ha explicado a Reuters que los combates, en los que se ha utilizado fuerza aérea y artillería, "se han prolongado durante todo el día". Los cuerpos de las víctimas han sido trasladados a un hospital militar situado en la ciudad costera de Adén.

El Gobierno ha vinculado a las milicias atacadas con Al Qaeda en la Península Arábiga, considerada por Estados Unidos como el grupo terrorista más peligroso dentro del entramado internacional. La violencia se produce tras once meses de protestas contra el régimen del presidente Alí Abdulá Salé.