Los países de la OTAN acordaron hoy prorrogar por un año, hasta el fin de julio de 2014, el mandato del danés Anders Fogh Rasmussen como secretario general de la organización.

Rasmussen, ex primer ministro de Dinamarca, accedió al cargo en 2009 para un periodo de cuatro años, habitualmente ampliables a un quinto como ya se hizo con su antecesor, el holandés Jaap de Hoop Scheffer.

"Los aliados apoyarán al secretario general Anders Fogh Rasmussen en su dedicado trabajo para hacer avanzar las tareas, misiones y objetivos de la OTAN, en base a decisiones consensuadas", señaló en un comunicado el Consejo del Atlántico Norte, máximo órgano de decisión de la Alianza.

La guerra en Afganistán ha sido la prioridad número uno de Rasmussen al frente de la OTAN y la prórroga de su mandato le permitirá encabezar la organización prácticamente hasta el fin de la misión de combate en el país asiático, previsto para finales de 2014.

Durante los próximos meses, la Alianza Atlántica continuará el proceso de transición iniciado para ceder la responsabilidad en materia de seguridad a las fuerzas afganas.

En paralelo, los veintiocho aliados junto a sus socios deberán diseñar su presencia en la zona a partir de 2015, cuando la OTAN iniciará una nueva misión centrada en tareas de entrenamiento y asistencia.

Los ministros de Defensa del bloque fijarán la próxima semana en Bruselas las bases generales de esa nueva operación, cuya planificación la Alianza pretende cerrar antes del fin de 2013.

En los últimos días, la prensa de Italia ha señalado al exministro de Asuntos Exteriores del país, Franco Frattini, como posible sucesor de Rasmussen.

Las reglas de la OTAN impiden al danés, de 59 años, optar a un segundo mandato.

Antes de saltar a la Alianza Atlántica, Rasmussen fue primer ministro de Dinamarca entre 2001 y 2009, tras haber ocupado en los años 90 varios ministerios y alcanzado la presidencia del Partido Liberal danés.