En las calles del país, los griegos no recibieron con tanto entusiasmo a la jefa del gobierno alemán, Angela Merkel, a la que muchos consideran como la cabeza visible de las políticas de austeridad tan en boga en Europa.

Unos 30.000 griegos acudieron a la manifestación convocada por los principales sindicatos del país, GSEE y ADEDY, junto a un paro laboral de tres horas.

Muchos portaban pancartas con duros mensajes para la canciller alemana, como: "La presencia de Merkel es una provocación al pueblo" o "Fuera Merkel, abajo la troika" e incluso se quemaron banderas "nazis", pues algunos griegos establecen un paralelismo entre la ocupación de Grecia por el Tercer Reich durante la Segunda Guerra Mundial y lo que ahora también consideran una "ocupación".

"Merkel tiene que entender que a los griegos, igual que a los españoles y los portugueses, se les debe permitir vivir", se quejó en declaraciones a Efe el pequeño empresario Grigoris Malamis, que asistió a la protesta junto a su mujer.

"Los impuestos y los precios se han incrementado. La gente ya no tiene dinero y la situación es por eso muy mala, pues nadie compra. Y creo que irá a peor", añadió.

Las protestas fueron en su mayoría pacíficas aunque se registraron disturbios de poca entidad cuando algunos grupos trataron de traspasar el perímetro de seguridad establecido por la Policía.

Un portavoz de la Policía explicó a Efe que durante la jornada de hoy 193 personas fueron retenidas y llevadas a comisaría aunque finalmente sólo se hallaron cargos contra 13 de ellas.

Merkel "ha venido a poner el broche a las nuevas medidas de austeridad y los nuevos recortes de salarios, pensiones y empleos (...). Pero han venido en un momento en que la ira de los trabajadores está creciendo. La manifestación de hoy es un mensaje: no más medidas de austeridad", comentó a Efe el concejal del Ayuntamiento de Atenas, Petros Konstantinu.

Este político izquierdista advirtió de que las protestas ya han "derribado a tres gobiernos en los últimos años" y "al cuarto gobierno le están enseñando la puerta de salida".