Hillary Clinton dejó hoy el Departamento de Estado de Estados Unidos después de enviar su carta de renuncia como titular de Exteriores al presidente Barack Obama y pronunciar un emocionado discurso ante sus empleados.

"Ha sido un extraordinario honor ser secretaria de Estado, y un orgullo servir con las casi 75.000 personas del servicio exterior", dijo Clinton poco antes de subir en su coche oficial y abandonar la sede del Departamento. El exsenador demócrata John Kerry tomará esta tarde el relevo en la cartera tras jurar su cargo en una ceremonia privada.