El ministro de Cultura egipcio, Saber Arab, ha presentado su dimisión al primer ministro, Hisham Qandil, en protesta por la paliza propinada por varios agentes de Policía a un manifestante desarmado durante las protestas de la semana pasada, según ha confirmado el portavoz del Gobierno, Alaa el Hadidi, a la edición digital del diario estatal 'Al Ahram'.

El primer ministro todavía no se ha pronunciado sobre la renuncia de Arab. Una fuente del Ministerio de Cultura ha explicado a 'Al Ahram' que el ministro presentó el domingo su dimisión y no ha acudido este lunes a su departamento.

Además, ha apuntado que la renuncia responde al malestar del ministro de Cultura por la paliza que recibió de varios agentes de Policía el viernes pasado el manifestante Hamada Saber, una agresión que se ha difundido en un vídeo publicado en Internet y por televisión.

"Ha estado mal desde ese incidente y no ha dejado de repetir que no quería continuar en el puesto", ha afirmado la fuente. El primer ministro se ha reunido este lunes con Arab para intentar convencerle de que retire su renuncia.

Arab es el tercer ministro de Cultura que presenta su dimisión desde la revuelta que acabó con el mandato del anterior presidente, Hosni Mubarak, el 11 de febrero de 2011.