Decenas de palestinos resultaron heridos hoy en enfrentamientos con las fuerzas israelíes durante las protestas que se han registrado en varias partes de Cisjordania y en Jerusalén Este por la situación de los cuatro presos palestinos en huelga de hambre desde hace varios meses.

Fuentes hospitalarias palestinas situaron el número de heridos en casi un centenar, mientras que el diario israelí Haaretz señaló que se registraron docenas de heridos en las protestas, que se iniciaron tras la oración musulmana del viernes.

En una acción poco habitual, fuerzas de la Policía israelí entraron en la Explanada de las Mezquitas de la ciudad vieja de Jerusalén, que alberga la mezquita de Al Aqsa y la Cúpula de la Roca, y lanzaron granadas de aturdimiento y botes de humo contra los manifestantes.

El portavoz de la Policía israelí, Miki Rosenfeld, dijo a Efe que los manifestantes palestinos tiraron piedras a los agentes policiales que se encontraban en una de las puertas de entrada de la Explanada, tras lo que estos accedieron al recinto.

En Cisjordania, cientos de manifestantes se congregaron junto al puesto de control de Betunia, cerca de la prisión israelí de Ofer, y lanzaron piedras a los soldados israelíes, que respondieron con balas de goma y botes de humo.

Al menos 12 palestinos resultaron heridos en los enfrentamientos en Betunia por el impacto de balas de goma o por inhalación de gases lacrimógenos.

También se produjeron enfrentamientos en la ciudad de Hebrón, donde a la protesta contra la situación de los presos se sumó una manifestación para pedir la reapertura de la calle Suhada, antes una vía comercial central de la ciudad y actualmente cerrada a los habitantes palestinos y solo permitida para los colonos judíos.

Los choques con fuerzas del Ejército israelí en Hebrón dejaron decenas de heridos, según Haaretz, entre ellos el diputado palestino Mustafá Barguti.

También se produjeron disturbios en otras ciudades del norte de Cisjordania como Tulkarem, Nablús o Yenín, así como en diversas localidades cercanas al muro de separación con Israel.

Tres de los presos en huelga de hambre han sido hospitalizados hoy, indicó la portavoz del servicio de prisiones israelí, Sivan Weizman.

Se trata de Ayman Sharauna, Yafar Azidine y Tareq Qadan, que fueron transferidos desde la prisión de Ramle a varios hospitales israelíes para pruebas médicas.