El mundo recuerda a la ex primera ministra británica Margaret Thatcher, fallecida a los 87 años de un ataque de apoplejía, como un mujer de gran talla política, fuerza y determinación, lo que le valió el sobrenombre de "la Dama de Hierro".

El actual primer ministro británico, David Cameron, también del Partido Conservador, que se encontraba en Madrid de visita, aseguró que Thatcher fue "una gran líder" que "salvó" al Reino Unido.

En una declaración televisada desde Madrid, destacó que fue una mujer que "luchó contra viento y marea" para llegar al poder, "demostró mucho coraje" y será recordada con el paso del tiempo como una de las grandes líderes de la historia del Reino Unido.

"Con gran tristeza me enteré de la muerte de la señora Thatcher. Hemos perdido una gran líder, una gran primera ministra y una gran británica", había escrito previamente en la red social Twitter Cameron, quien decidió regresar de Madrid a Londres y cancelar su programado viaje a París.

Los otros sucesores de Thatcher en Downing Street también le rindieron tributo, desde el conservador John Major hasta los laboristas Tony Blair y Gordon Brown.

Desde el Palacio de Buckingham, un comunicado indicó que "la reina (Isabel II de Inglaterra) está apenada de saber de la muerte de la baronesa Thatcher y Su Majestad enviará un mensaje privado de solidaridad a la familia".

El presidente de EEUU, Barack Obama, la calificó de "campeona de la libertad" y "verdadera amiga" que defendió "sin complejos" la alianza entre Londres y Washington y "supo que, con fuerza y determinación, se podía ganar la Guerra Fría y extender la promesa de la libertad".

"Muchos de nosotros nunca la olvidaremos hombro con hombro con el presidente (estadounidense Ronald) Reagan, recordando al mundo que no somos arrastrados por las corrientes de la historia, sino que podemos darles forma con convicción moral, inquebrantable coraje y voluntad de hierro", resaltó Obama.

Las reacciones ante el fallecimiento de "la dama de hierro", quien estuvo en el poder entre 1979 y 1990, llegaron desde todos los puntos del planeta, incluidos sus contemporáneos políticos.

Gorbachov: "Una gran política"

El expresidente soviético Mijaíl Gorbachov afirmó que Margaret Thatcher fue "una gran política y una persona brillante" que "quedará para siempre en la historia y en nuestra memoria".

"Nuestra primera reunión, en 1984, marcó el comienzo de nuestras relaciones personales, que a veces fueron complejas, con altibajos, pero serias y responsables por ambas partes", recordó Gorbachov, quien agregó: "Conseguimos llegar a un entendimiento, y esto fue una contribución al cambio de clima entre nuestro país y Occidente y al final de la Guerra Fría".

Eduard Shevardnazde, quien fue ministro de Exteriores de la Unión Soviética, dijo que "fue una de las figuras políticas más destacadas del siglo XX" y que "el Reino Unido y personalmente Margaret Thatcher jugaron un destacado papel mediador en la normalización de las relaciones entre Estados Unidos y la URSS. Y en general, su papel en el final de la Guerra Fría impresiona".

Los actuales dirigentes mundiales también manifestaron su pesar: el jefe del Estado francés, François Hollande, recordó que "la relación que mantenía con Francia fue siempre franca y leal. Supo entablar con (el presidente) François Mitterrand un diálogo constructivo y fructífero".

En la misma línea, la canciller alemana, Angela Merkel, hizo hincapié en que Thatcher fue "una de las destacadas personalidades con liderazgo en la política mundial de su tiempo" y manifestó: "Jamás olvidaré su contribución a la superación de la división de Europa y al fin de la Guerra Fría".