Corea del Norte descartó hoy la oferta de diálogo de Seúl mientras la región aguarda un posible lanzamiento de misiles por parte del régimen comunista concidiendo con la celebración este lunes del aniversario de su fundador, Kim Il-sung.

En una nota publicada hoy por la agencia estatal de noticias norcoreana KCNA, Pyongyang calificó la oferta de diálogo brindada esta semana por la presidenta surcoreana, Park Geun-hye, de "cáscara vacía" y "estratagema astuta para ocultar la política de Corea del Sur dirigida a la confrontación".

Por su parte, el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, insistió hoy en Tokio en que es necesaria una "resolución pacífica" para la tensa situación que vive Asia oriental debido a las amenazas bélicas lanzadas desde marzo por Corea del Norte.

Washington "hará lo que haga falta para defender a sus aliados Japón y Corea del Sur de las amenazas norcoreanas" dijo Kerry antes de subrayar que su país prefiere la mesa de negociación como fórmula para resolver el conflicto.

En el marco de su campaña y de cara a alimentar la incertidumbre en la región, Pyongyang ha anunciado en el último mes que cancela unilateralmente el alto el fuego que puso fin a la guerra entre las dos Coreas en 1953 y que reiniciará su programa nuclear de enriquecimiento de uranio.

La inteligencia surcoreana considera que Pyongyang podría realizar próximamente a modo de prueba uno o varios lanzamientos para conmemorar el aniversario del nacimiento del fundador del país, Kim Il-sung, que se celebra mañana y que supone la mayor festividad en Corea del Norte, donde se le llama "Día del Sol".

Debido a los preparativos para el señalado día, el ambiente hoy en Pyongyang se mostró relajado y festivo, sin signos tangibles que apunten a un lanzamiento inminente, según informaciones remitidas por la oficina que la agencia de noticias japonesa Kyodo tiene en la capital norcoreana.